La unión de Canfranc, Astún, Candanchú y Formigal convertiría a la zona en la octava potencia mundial del esquí

La Asociación Turística del Valle del Aragón ha presentado el anteproyecto de unión de las estaciones de esquí de Astún y Candanchú, que ha sido realizado por la empresa canadiense Ecosing. Se plantean dos alternativas para unir Astún y Candanchú, siendo el coste de una de ellas 25 millones de euros y el de la segunda 46 millones de euros. A ello habría que sumar otros 12 millones de euros para la unión con Formigal. Este proyecto supondría la creación de una superficie esquiable de más de 200 kms en el Pirineo aragonés, convirtiéndose en la octava potencia mundial en el sector de la nieve, con una capacidad para 46.000 esquiadores por día.

Dentro de las propuestas presentadas., la opción A contempla la unión de Canfranc, Candanchú y Astún y la llegada a la zona de la Raca. El presupuesto es de 25 millones de euros, y tendría una duración de 23 minutos. La opción B es la unión de Canfranc, Candanchú , a traves de la zona del Tobazo y la llegada a la base de la estación de Astún. El coste sería de 46 millones de euros. Esta opción tiene más ventajas, ya que habría menos problemas relacionados con el viento.

En la segunda parte se contempla la unión de Astún con Formigal, a través de Canal Roya. Su coste sería de 12 millones de euros. Esta opción es técnicamente viable, pero habría que realizar más estudios medioambientales y de avalanchas. En esta zona, además de la unión con un remonte mecánico, habría un nuevo espacio esquiable, reservado para esquiadores de nive medio-alto.

El alcalde de Canfranc y presidente de la ATVA, Fernando Sánchez, ha destacado que el proyecto es viable económica y socialmente.

El alcalde de Jaca, Enrique Villarroya, ha destacado que el sector público y privado del Valle del Aragón está trabajando conjuntamente para sacar adelante este importante proyecto.

El director de Candanchú, Eduardo Roldán, ha mostrado su satisfacción porque este estudio demuestra que es viable la unión de estaciones, a la que ha definido como “un sueño desde hace tiempo”.

Por su parte, el director de Astún, Jesús Santacruz, ha señalado que este estudio es un primer paso para un importante proyecto y que las cifras a invertir son “aceptables”.

El presidente de la Asociación de Empresarios de la Jacetania, Cristóbal Sánchez, ha indicado que este proyecto es muy importante para el Valle del Aragón y ha destacado el trabajo conjunto de los sectores público y privado.

El Valle del Aragón no quiere quedarse atrás en el sector del esquí. En el último año ha descendido en un 20% el número de esquiadores en Astún y Candanchú, por la crisis, pero también por el “efecto Aramon”. Las dos estaciones de la zona, Candanchú y Astún, los Ayuntamientos y los empresarios apuestan por crear un único dominio esquiable potenciando la unión física de los dos complejos y su unión también con Canfranc.

Comentarios