La subida del IVA crea incertidumbre en el comercio y malestar entre los consumidores

precios

Estrenamos mes de julio con él, el aumento del I.V.A. y el estreno de las rebajas de verano. Los comerciantes y empresarios muestran su incertidumbre de cómo nos vamos a comprobar a la hora de comprar, ya que a la subida del IVA hay que sumar el recorte en las nóminas de los funcionarios y la crisis que se está viviendo. FEACCU calcula que esta subida incrementará el gasto familiar básico en 360 euros anualmente.

En esta ocasión se es consciente, desde el comercio, de la situación económica que está atravesando el país por eso se intentará luchar contra la subida asumiendo este gasto o con ofertas agresivas.

El Gobierno ha decidido no aplicar la subida al tipo superreducido y sí a los otros dos. Así, el primero se mantiene en el 4%, mientras que el reducido pasa del 7% al 8% y el general, del 16% al 18%. Con ello, se quiere recaudar 5.150 millones de euros más entre 2010 y 2011.

Durante estas últimas fechas, en el sector inmobiliario, se ha notado una agilización en las operaciones que ya estaban abiertas para evitar a los consumidores el aumento en el pago. Pese a todo se veía negativamente esta subida que será de un punto en la venta nueva y de dos en los alquileres.

Este tipo de subidas en los impuestos indirectos suelen afectar sobretodo en un descenso del consumo por el aumento de los precios. Hasta qué punto, es lo que nadie se atreve aventurar.

Los expertos señalan que cuando se pensó en esta subida el pasado año el país llego incluso a estar en deflación por lo que esta subido podría incluso compensar esta situación. Ahora la situación ha cambiado y esta subida la notarán los usuarios.

Tipo superreducido (4%)

Se aplica a los productos de primera necesidad. Se incluyen dentro de este tipo los siguientes productos: pan común, masa de pan congelada, leche, queso, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres y tubérculos. Libros, revistas y periódicos. Material escolar, salvo productos electrónicos; medicamentos para uso humano. Vehículos para minusválidos, sillas de ruedas y para transporte de colectivo de minusválidos. Prótesis, ortesis e implantes. Viviendas de protección oficial.

Tipo reducido (8%)

La subida es de un punto, hasta el 8% y se aplica a los siguientes productos: Alimentos en general, salvo los que tributan al tipo reducido; bebidas refrescantes; animales destinados a consumo humano y reproductores; bienes utilizados en actividades agrícolas, ganaderas o forestales, como semillas o fertilizantes. Aparatos como lentillas, gafas graduadas, elevadores para minusválidos y para el diagnóstico de enfermedades. Asistencia sanitaria, servicios dentales. Importaciones de objetos de arte, antigüedades. Servicios de peluquería. Entrega de viviendas, incluidos garajes y anexos. Construcción de viviendas (entre promotor y contratista). Servicios prestados por artistas y técnicos. Servicios de asistencia social. Servicios deportivos. Servicios culturales y recreativos, exposiciones y ferias. Servicios funerarios. Hostelería y restauración, limpieza en vías y jardines públicos y recogida de basuras. Transporte de viajeros y de utilización de autopistas.

Tipo general (18%)

Sube dos puntos, hasta el 18% y afecta a todos los demás productos En especial, bebidas alcohólicas, tabaco, animales dedicados a festejos taurinos, maquinaria agrícola, forestal o ganadera. CD. Aparatos para diagnóstico y seguimiento de embarazos. Servicios de radio y televisión.

Comentarios