Miedo en los hosteleros a que sea un verano demasiado "diésel"

Vistas Guara, Sierra Guara

Los empresarios de hostelería de la provincia de Huesca se muestran expectantes ante el desarrollo de la temporada de verano. Existe cierto temor a que se dé un turismo demasiado "diésel", es decir, de mucho moverse pero de poco consumir. El turista-tipo va a ser de origen nacional, con pernoctaciones de muy pocos días, con gasto limitado en restauración y buscando actividades gratuitas.

Lorena Sánchez, de la Asociación Turística Valle de Tena, reconoce que es muy difícil hacer este año un pronóstico sobre el verano, sobre todo porque cada vez más se toman las decisiones sobre viajes y excursiones a muy última hora. Dice que lo que está claro es que las estancias serán cortas y mirando mucho los precios.

Hay que tener en cuenta también el fenómeno de las segundas residencias, ya que hace unos años había turistas que se hospedaban en hoteles, hostales,... pero ahora cuentan con un apartamento, chalet,... en la zona pirenaica.

Fernando Sánchez, presidente de la Asociación Turística Valle del Aragón, valora la importancia que tienen las actividades que organizan los ayuntamientos, ya que dan contenido a la estancia de los turistas.

Al margen del Pirineo hay una zona que se ha convertido en referente turístico: Guara. Francisco Lacau, presidente de la Asociación de Empresarios de la Sierra de Guara, apunta que mayo y junio han estado marcados por las tormentas; ahora desea que el tiempo acompañe, ya que tener un verano lluvioso sería un desastre. Prevé más trabajo (como consecuencia de las estancias cortas en los alojamientos) pero una rentabilidad económica menor.

Un caso especial es el de la comarca de Los Monegros, ya que no es un destino turístico de verano. Juan José Escanero, empresario de la zona, apunta que baja el turismo en esta estación pero aumenta la actividad comercial (gracias a que hay muchas personas que vuelven a los pueblos: a casas propias o a las de familiares).

Jesús Guerrero, representante del Comercio de Monzón, reconoce que preocupa en este sector cómo puede afectar el incremento del IVA en el consumo. Habla, por ello, de dinamizar el comercio con distintas acciones promocionales.

Jorge Llanas, hostelero de la zona de Benasque, concluye que el deseo es que este verano 2010 sea como en años anteriores, pese al miedo que hay en el sector.4

Comentarios