UGT Aragón denuncia que la reforma laboral no creará empleo, sólo empeorará su calidad

Evolución mensual

En Aragón el paro registrado disminuye por segundo mes consecutivo, bajando hasta las 90.494 personas, 2.921 menos que en mayo; 3,1% menos (en España lo hace un 2,1%). Desciende con mayor fuerza en la construcción, la agricultura y la industria. Baja en hombres y mujeres, especialmente en los primeros (1.828 menos). En todo caso, el volumen de paro masculino sigue superando al femenino. Baja en mayores y menores de veinticinco años, más en los segundos. El paro desciende en las tres provincias. Lo hace en las tres por encima de la media nacional, con más energía en Huesca y de forma más contenida en Teruel.

Evolución interanual

En computo anual el paro aumenta: crece en 11.034 personas respecto a junio de 2009 pero (al igual que en España) cada vez a menor ritmo. Aumenta el paro procedente de todos los sectores económicos a excepción de la industria; dominan los servicios (7.572 más), pero en proporción el incremento tiene más intensidad en la agricultura (49,4%). Avanza en ambos sexos, en proporción más elevada en las mujeres. Afecta a mayores y menores de veinticinco años; más a los primeros. El paro aumenta en las tres provincias aragonesas; el aumento porcentual es ligeramente superior en Teruel (17,2%) y más moderado en Zaragoza (13,0%).

Conclusiones

Por segundo mes consecutivo, los Servicios Públicos de Empleo registran en Aragón una disminución del número de desempleados. UGT Aragón advierte que, ante la temporada estival, la recuperación de los niveles de empleo obedece especialmente a la temporalidad que caracteriza la estacionalidad del empleo en este periodo. El sindicato reitera que la reforma laboral no va a crear empleo y que además, es posible que se produzca un freno en la contratación. Por ello, insiste en que las políticas que tratan de reducir los derechos de los trabajadores y recortar los gastos sociales no conducirán al crecimiento económico y a la estimulación de la demanda de empleo. Son necesarias, por tanto, políticas orientadas al estímulo de la inversión productiva y a una reconstrucción fiscal que potencie una estrategia que favorezca el incremento de los ingresos y que no se quede sólo en el ajuste a través del recorte de gastos.

Comentarios