Barbastro exige enérgicamente la devolución de los Bienes

Simpatizantes, asociaciones y grupos políticos se congregaban en la Plaza de Aragón de Barbastro para exigir enérgicamente la devolución de los Bienes. Se leían un total de seis manifiestos.

La formación política Unión Aragonesa, el grupo político la Voz Independiente de Aragón, la Plataforma no hablamos catalán, la asociación Alternativa Joven, el Alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, cada uno de ellos leía un manifiesto exigiendo la devolución inmediata de las 112 obras de arte de las parroquias aragonesas, que se encuentran depositadas en el Museo de Lérida.

Luis Borruel, vecino de Barbastro manifestaba que tras pensarlo detenidamente y consultarlo con sus hijos, decidió ponerse en contacto con las demás personas para llevar a cabo la concentración.

El manifiesto del abogado Jorge Español Fumanal, leído por la filóloga, Pilar Sanz, hacía duras críticas hacia el Obispo de Lérida, Joan Piris, en términos como, “no recuerda que el tratado internacional de 1979 entre la iglesia y el Estado, hoy vigente, garantiza a la iglesia organizarse libremente en España, y puede por lo tanto trasladar sus Bienes de una diócesis a otra, sin cortapisas ni traba alguna”, y preguntaba “a quién obedece Piris a la Iglesia Católica, o a la Generalidad de Cataluña, “sabe Piris que la usucapión canónica le prohíbe proclamarse dueño de algo con mala fe, sabiendo que no es suyo". Asimismo el alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, recordaba los quince años que llevan reclamando el Monasterio de Sijena, como patrimonio emigrado, a la vez que señalaba el “imperialismo catalán del siglo XIX”, haciendo hincapié en los jóvenes a conocer la historia de Aragón, porque “no se puede defender lo que no se conoce”.

El presidente de la formación política Unión aragonesa, José Guerrero, recordaba al sacerdote Roda de Isábena, José María Lemiñana, fallecido en Barbastro el 18 de noviembre de 2009 por su lucha en la devolución de los bienes. Por otro lado, Guerrero reprochaba con dureza a “los catalanistas”, que no catalanes, refiriéndose “al ensoñamiento de los Países Catalanes, pidiendo y reclamando, tierras y patrimonio de Huesca, Zaragoza y Teruel”.

Delio Rosa, miembro del Colectivo Identitario de Aragón, explicaba que la plataforma tiene como base la defensa de las modalidades lingüísticas aragonesas, y como dicen sus estatutos “lucha también por la defensa del patrimonio y de los bienes aragoneses”.

Francisco Penella, vecino de Albalate del Cinca, recordaba la figura de Jose María Lemiñana como iniciador del proceso de “integración de las parroquias aragonesas y la devolución de los bienes sacros”.

Comentarios