La prudencia al volante y el respeto a las normas, claves para evitar los accidentes de tráfico

2004081313 carreteras.jpg

La Dirección General de Tráfico vive este fin de semana su primera Operación de Tráfico del verano. En esta época del año la circulación aumenta considerablemente, principalmente en los fines de semanas y en las salidas y regreso de las vacaciones. Sin embargo, gracias a las campañas publicitarias y a la concienciación de los conductores, la accidentalidad ha disminuido notablemente. En los últimos 4 ó 6 años, ésta ha disminuido en un 50%.

El 1 de julio se cumplieron 4 años desde la implantación del carnet por puntos. Las cifras son claras. En el primer semestre de 2006, en la provincia de Huesca hubo 390 accidentes, con 39 muertos y 606 heridos. En el primer semestre de este año, ha habido 211 accidentes, con 8 muertos y 311 heridos. La disminución casi se sitúa en la mitad, lo que hace que los responsables de tráfico estén satisfechos.

Aún así, queda todavía mucho por corregir. Las infraestructuras carreteras son básicas, porque allí donde ahora hay autovía, hay un tercio de los accidentes que se producían antes. Sin embargo, los conductores también tienen que poner de su parte, respetando las normas de circulación.

Que un tercio de los muertos en carretera sean consecuencia del alcohol obliga a los conductores a buscar alternativas, principalmente cuando acuden a fiestas.

Todo hace indicar que este verano se inaugurarán un par de tramos de autovía entre Huesca y Lérida. El jefe provincial de tráfico, Andrés Fernández del Río espera impaciente ese día, por lo que supondrá de mejora para el tráfico de lo que, hoy en día, es la N-240.

Desde la entrada en vigor del permiso por puntos, en la provincia de Huesca se han retirado alrededor de 250 permisos de circulación. En todo caso, parece que los conductores van tomando conciencia y cada vez conducen con más prudencia.

Comentarios