Se mantienen las quejas al Justicia de Aragón en el primer semestre del año

Fernando García Vicente, Justicia de Aragón, visitaba este jueves la ciudad de Huesca para atender a los ciudadanos que necesitasen plantearle sus quejas o preguntas. Sumado a las planteadas en esta jornada, en lo que va de año esta institución ha iniciado cerca de 140 tramitaciones y 24 sugerencias, unos números que se mantienen con respecto a otros años.

Si algo ha cambiado con respecto a otros años, tal y como ha destacado el Justicia, es que con la crisis se plantean menos quejas y se solicita más información sobre cómo solucionar situaciones concretas.

Fernando García Vicente apuntaba que en Huesca las quejas planteadas se resuelven con más facilidad que en ciudades grandes. Además, la capital del Altoaragón es el único lugar de la comunidad donde se dan quejas relacionadas con el padrón municipal. Este año se han dado 2, una en Borau y otra en un pueblo ya desaparecido de la zona de Binéfar.

Además, hay una queja planteada en Huesca que Fernando García Vicente va a elevar al Defensor del Pueblo, se trata del planteamiento de una persona que está en silla de ruedas que solicita que el cojín anti-escaras entre a formar parte de las prestaciones de la seguridad social, ya que es imprescindible para que no les salga llagas y el precio ronda los 100 euros.

En cuanto al tipo de quejas, se mantienen las habituales pero descienden las relacionadas con educación, función pública y ruidos. Por el contrario, aumentan las de tala de árboles.

Preocupación por Luna

El Justicia de Aragón también mostraba su preocupación por la situación en que han quedado ahora las 200 familias que dependían de Luna para sobrevivir y les mostraba todo su apoyo para sobrellevar estos duros momentos.

Comentarios