El cambio climático y la fotogrametría digital se analiza en los Cursos de Verano de Jaca

Continúan los Cursos de Verano de Jaca. Hasta este viernes se realizan dos cursos, uno sobre fotogrametría digital y otros sobre el cambio climático, con la participación de varios expertos sobre estos temas.

Realizar un mapa, posibilitar el movimiento autónomo de un robot, o conservar digitalmente en 3D el estado actual de los glaciares pirenaicos o la arquitectura de un pueblo abandonado antes de su desaparición están entre las aplicaciones de la fotogrametría digital. Un curso, programado dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de Zaragoza, muestra en Jaca, desde el pasado miércoles, y hasta este viernes 9 de julio, las aplicaciones de esta tecnología que permite medir y conocer la posición de los objetos en el espacio, gracias a la combinación de ordenadores y cámaras digitales. "Fotogrametría digital de objetos cercanos", es el título de esta actividad que dirigen dos expertos en robótica y visión por computador, el oscense José Jesús Guerrero y el riojano José María Martínez Montiel, ambos profesores de la universidad aragonesa.

La fotogrametría se usa para la elaboración de todo tipo de cartografías y las imágenes obtenidas son una herramienta de trabajo para arquitectos, topógrafos, arqueólogos, peritos en accidentes de tráfico, policía científica o ingenieros. Pero “gracias a la digitalización”, señala José Jesús Guerrero, “esta técnica ha sufrido una auténtica revolución al hacerse más fácil, accesible y potente, multiplicando sus posibilidades de aplicación”.

Así los dos directores del curso trabajan en sus investigaciones sobre esta técnica centrándose en el desarrollo de software que permita automatizarla y darles aplicaciones con utilidad social. Entre ellas recuerda que ya se ha usado en el desarrollo de una silla de ruedas monitorizada y con navegación autónoma que ha desarrollado el Instituto Investigación en Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza; o en otros desarrollos robóticos que tienen movilidad autónoma gracias a que dibujan un mapa del terreno por el que han de moverse usando estas técnicas.

Guerrero señala entre las utilidades que ofrece la recear digitalmente en 3D -y conservar esa información para el futuro- realidades que corran el riesgo de desaparecer. Ente ellas, este profesor natural de Aínsa, cita, como ejemplos, la arquitectura popular, el entramado de los núcleos deshabitados, ermitas u otra arquitecturas, o los datos actuales y la evolución de los glaciares (ya ha habido algunos trabajos en relación a los del Pirineo Aragonés), que están en constante retroceso.

Por otro lado, la Universidad de Zaragoza ha organizado un curso de verano sobre Cambio Climático y energía que se celebra hasta este viernes en Jaca. En el seminario, que tiene lugar en la Ciudadela, participan responsables del Gobierno de Aragón y expertos de la Universidad. La directora general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Pilar Molinero, el subdirector de Planificación Energética y Seguimiento del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Francisco Macía, y el presidente del Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos de la Universidad de Zaragoza (BIFI), José Félix Sáez Lorenzo, son algunos de los ponentes que han participado este jueves en el curso.

El taller está dirigido a ingenieros, investigadores y distintos profesionales de las ramas científico-técnicas, que deberán presentar un trabajo al final del curso que tiene como objetivo conocer los problemas del cambio climático y su relación con las formas de generación de energía. Asimismo, se debatirá sobre las políticas energéticas sostenibles.

Comentarios