La empresa Massó y Carol de Barbastro presenta concurso de acreedores

La empresa catalana Massó y Carol, ubicada en el Polígono Industrial Valle del Cinca de Barbastro, ha presentado un concurso de acreedores ante el juzgado de lo mercantil número 1 de Barcelona. La decisión adoptada, de la antigua suspensión de pagos, fue solicitada ante el juzgado barcelonés el pasado 2 de julio. En esta empresa trabajan en la actualidad trece personas.

La empresa cerró su actividad y puso su superficie industrial a la venta en la Zona Franca de Barcelona, para trasladarse al Polígono Industrial Valle del Cinca de Barbastro. En los últimos años ha estado construyendo su nueva planta que comenzó a producir y comercializar sus productos químicos a mercados nacionales e internacionales a principios de 2009. Durante los primeros seis meses del pasado año produjo en periodo de pruebas tras recibir la autorización concedida por el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental del Gobierno de Aragón.

La planta está dedicada a la fabricación y distribución de tensioactivos, productos químicos destinados a la industria de detergentes y cosmética y a especialidades para la industria de curtidos. La fábrica barbastrense cuenta con una superficie de 16.200 metros cuadrados de los cuales, la mitad de ellos son instalaciones industriales.

En 2005 el responsable de la empresa José Manuel Carol Vila, firmó un protocolo de colaboración en el Ayuntamiento barbastrense y con el Consejero de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, y el alcalde de Barbastro.

Según el protocolo, Massó y Carol, construiría en el Polígono Industrial Valle del Cinca una planta de unos 20.000 metros cuadrados de superficie total sobre una parcela de 175.000, lo que permitiria crear entre 20 y 25 nuevos puestos de trabajo directos en una primera fase. La inversión inicial era de 3 millones de euros.

Entonces se hablaba de que en una segunda fase, se podrían llegar a crear hasta 40 empleos adicionales. A ellos habría que sumar los indirectos, en áreas como las de transporte (tanto para el abastecimiento de materia prima como para la distribución de producto acabado), mantenimiento y servicios externos.

Massó y Carol, se fundó en 1885 en Cataluña. En el año 1945, puso en marcha la primera instalación española para la fabricación de alcoholes y una factoría de sulfonación para la producción de tensioactivos aniónicos. También fue pionera en la producción de condensados de óxido de etileno.

En 1993 trasladó su actividad de Barcelona a Santa Coloma de Cervelló, donde instaló una planta para la producción de tensioactivos de alta calidad con destino a las industrias de detergentes y cosmética, la ampliación y adecuación de los laboratorios de control y de servicio.

Comentarios