El hidrógeno y el vehículo eléctrico, arranque de los cursos de verano UIMP-Pirineos

Los cursos de verano de la sede Pirineos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo arrancan con el hidrógeno y el vehículo eléctrico como grandes protagonistas. El curso "Hidrógeno y pilas de combustible: vehículo eléctrico y almacenamiento energético" se desarrolla en Huesca (en el Parque Tecnológico Walqa) desde este lunes hasta el miércoles.

Este II Encuentro sobre Hidrógeno y Pilas de Combustible revisará distintas opciones energéticas y de almacenamiento de energía, el papel del hidrógeno, la evolución de los vehículos eléctricos e híbridos, las infraestructuras de repostaje, las pilas de combustible y diversas tecnologías y experiencias al servicio del vehículo eléctrico.

Luis Correas va a coordinar este encuentro. Es el director gerente de la Fundación Aragonesa para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno, fundación que tiene su sede en Walqa y que recientemente inauguraba su hidrogenera (la segunda de Aragón, tras la instalada en Valdespartera-Zaragoza).

En Walqa se produce energía a partir del viento y del sol; ésta se transforma en hidrógeno y se almacena en pilas de combustible.

Luis Correas valora el hidrógeno sobre los combustibles fósiles porque se puede producir allí donde esté la tecnología (por ejemplo en Huesca), frente a la gasolina y el gasóleo (en los que se depende de los países que cuentan con petróleo).

E incide en la importancia del hidrógeno frente a las baterías de los coches eléctricos. Argumenta que con el hidrógeno el tiempo de carga de un vehículo es de dos minutos y la autonomía de viaje es de cientos de kilómetros; en cambio, en los coches eléctricos de baterías el tiempo de carga es de ocho horas y la autonomía es de poco más de 70 kilómetros.

Comentarios