Marcelino Iglesias asiste al Tributo de las vacas en Roncal

Roncaleses y Baretoneses celebran en la Pierre de Saint Martin el Tributo de las Tres Vacas, un hermanamiento con sabor medieval. El presidente del Gobierno de Aragón asistía al acto al igual que el alcalde de Ansó .

Arrancan asi varias jornadas de tratados entre España y Francia. Este sábado, día 17 de julio, tendrá lugar la celebración del acto anual de reconocimiento de las Mugas fronterizas, derivado del Tratado del Puerto de Astún, entre el Ayuntamiento de Jaca y los Ayuntamientos del Valle del Aspe de Etsaut, Cette-Eygun y Urdos. El Valle de Tena y Valle D´Oseau también tienen encuentros de este tipo

TRIBUTO TRES VACAS

Los habitantes del valle navarro de Roncal y sus vecinos franceses del valle de Baretous celebraban esta tradicional ceremonia que se desarrolla ininterrumpidamente cada trece de julio desde hace más de seiscientos años.

Como se apunta en Pirineo.com, se trata de "El tributo de las Tres Vacas", un acto de origen medieval, sin parangón en Europa, que se remonta a la sentencia arbitral dictada en 1375 por la que se ponía fin a los enfrentamientos entre roncaleses y Baretoneses por la utilización de los pastos fronterizos.

El acto consiste en una ceremonia popularizada recientemente, en la que se reúnen los alcaldes de los pueblos de los valles de Baretous y de Roncal, en el lugar llamado piedra de San Martín. Los habitantes del valle de Baretous entregan a sus vecinos roncaleses tres vacas como pago de un tributo que vienen entregando desde 1375, poniendo fin así a las disputas entre los dos valles por el aprovechamiento del agua y de los pastos.

Los alcaldes roncaleses van ataviados con sus indumentarias tradicionales(sombrero, capote y valona) y los baretoneses con la indumentaria típica francesa y una banda tricolor de la República cruzada en el pecho. El alcalde de Isaba, presidente de la ceremonia, pregunta a los Baretoneses si están dispuestos a pagar el tributo de las tres vacas "del mismo pelaje, dentaje y cornaje", como en años anteriores; los alcaldes galos contestan afirmativamente.

Acto seguido uno de los alcaldes Baretoneses coloca su mano derecha sobre el mojón (punto de reunión) y sucesivamente superponen sus manos los roncaleses y los galos. El alcalde de Isaba coloca la suya encima de todas las demás y pronuncia las palabras rituales "pax avant" "pax avant" "pax avant"(paz en adelante), repetidas por los franceses.

A continuación, el veterinario de Isaba reconoce las vacas entre las que elige tres con las condiciones previstas (de dos años, sin defectos y sanas), que son aceptadas. Tras entregar recibo de las vacas a los beretoneses, se procede al nombramiento de cuatro guardas para la custodia de los puertos faceros de Erlanz y Leja. El presidente les toma juramento y concluye con "si así lo hacéis Dios os lo premie y si no, os lo demande".

Esta tradicional ceremonia concluye felizmente con un banquete de hermanamiento entre ambos valles que pone fin a esta jornada festiva.

Comentarios