Desde el consistorio de Sariñena se confirma que se trabaja por regular la situación de algunos de sus trabajadores

Desde que el Justicia de Aragón advertía al consistorio de Sariñena sobre la irregular situación de cuatro empleadas del ayuntamiento, Lorena Canales, alcaldesa de la localidad confirmaba a esta redacción que se está trabajando en subsanar los posibles fallos que haya habido, indicando, no obstante, que es una situación que viene de corporaciones anteriores y que no es algo que sólo ocurra con las citadas empleadas, si no que también afecta a otras personas contratadas por el Ayuntamiento de Sariñena.

Además Lorena Canales comentaba que esta situación le pillaba por sorpresa ya que ese comunicado del Justicia de Aragón llegaba a primeros de año al consistorio y se le contestaba indicándole que ya se estaba trabajando en regularizar esta situación. Además, Canales indicaba que esta situación se da en más ayuntamientos y se tiene que regular, algo que ya están haciendo desde el consistorio monegrino.

Todo comenzaba con una queja sindical al Justicia de Aragón en la que se decía que cuatro mujeres contratadas en su día para trabajar en la guardería, ahora estaban realizando labores que no correspondían con su contrato laboral. El problema radicaba en que la guardería era incluida dentro de la Escuela Infantil Comarcal y se acordaba dar un plazo de dos años a las afectadas con el fin de que obtuviesen la titulación necesaria para seguir desempeñando su labor en la misma. El plazo expiraba en agosto de 2009 y ninguna de las empleadas obtenía la titulación por lo que eran trasladadas a realizar otro tipo de tareas. Por el momento, las cuatro empleadas venían desarrollando actividades de auxiliares administrativas, y por ello, desde los sindicatos se realizaba esta queja al Justicia de Aragón.

Fernando García Vicente, recordaba a Lorena Canales, como alcaldesa de la localidad, que desde el consistorio se tenía que garantizar un proceso de selección limpio y transparente, acorde con los procedimientos establecidos y que fuera regido por unas bases como el mérito y la capacidad de las personas a la hora de superar un proceso de oposición. Así mismo, García Vicente también recordaba que las funciones propias del consistorio tenían que ser realizadas por personal funcionario.

Comentarios