La Cooperativa Agrícola de Barbastro celebra el cincuenta aniversario de su fundación

El próximo día 31 de este mes tendrá lugar el acto institucional en el centro de congresos de Barbastro con la asistencia, entre otras autoridades, del Consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, y el presidente de la Diputación Provincial de Huesca y alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela. Para conmemorar esta fecha se ha editado el libro titulado “Construyendo con la tierra”, que resume la historia de la cooperativa, y también está prevista una exposición fotográfica en la Feria Regional de Barbastro.

El presidente de la Cooperativa Agrícola de Barbastro, Luis Olivera, destaca que se trata un acontecimiento importante puesto que son muchos los agricultores de Barbastro y el Somontano, y otras Comarcas, que están implicados.

La Sociedad Cooperativa Limitada Agrícola de Barbastro (1960-2010) agrupa a 386 socios empresarios agrarios y su ámbito geográfico se inscribe en la comarca del Somontano, y también del Cinca Medio con Pomar de Cinca y poblaciones de influencia. Cuenta con instalaciones importantes en Pomar, Laluenga, Peralta de Alcofea y almacenes en Adahuesca y Peraltilla. Luis Olivera explica que la cooperativa “da servicio al agricultor cerealista, certificación de semillas, comercialización de fitosanitarios, tienda, y maquinaria para alquilar”.

Para este año está prevista una cosecha de 20.000 toneladas de cereal y entre 20.000 y 25.000 toneladas de maíz. El primer presidente fue José Meler, quien fallece el 30 de septiembre de 1974. Durante un año y medio lo sustituye el vicepresidente, Joaquín Sesé. José María Morera ostenta el cargo de presidente de 1976 a 1982 a este le sucede José Luis Ferraz hasta 2002, año en el que es elegido Luis Olivera quien sigue en el cargo en la actualidad.

BREVE HISTORIA DE LA COOPERATIVA AGRICOLA DE BARBASTRO

En agosto de 1959 se reúnen en una comida en el Seminario de Barbastro el obispo, Segundo García de Sierra, con los presidentes de las Hermandades de Labradores de localidades del Somontano, pero también de Sobrarbe y Ribagorza. Era la primera vez que oían hablar de cooperativismo agrario. La situación en el campo era paupérrima y era necesaria la unión de los agricultores para vender a mejores precios y unirse también en las compras. García de Sierra, además, entrega mil doscientos euros para que la cooperativa comience a andar y nombra un sacerdote consiliario, Antonio Castel. El Obispado velará por la cooperativa en sus años iniciales. García de Sierra es nombrado obispo coadjutor de Oviedo en noviembre de 1959. Su sustituto, Jaime Flores seguirá con empeño la senda de su antecesor en el cargo.

La actual cooperativa fue creada el 5 de agosto de 1960 con el nombre de Cooperativa Agrícola de Segundo Grado, registrada en el Ministerio de Trabajo con el número 9582 y, al amparo de la Ley de Cooperativas de 1942, su ámbito era el de toda la provincia de Huesca aunque su actuación se limitaba a las comarcas de Somontano y Sobrarbe. El fin principal de la Cooperativa fue el almacenamiento y comercialización de los cereales producidos en las explotaciones agrícolas de los agricultores miembros de las cooperativas socias de esta de 2º grado. El 17 de febrero de 1988 con el fin de adaptar nuestros estatutos a la ley 3/87 al desaparecer por sí solas casi la totalidad de las cooperativas que fundaron la primitiva de segundo grado.

El 14 de junio de 1973 solicitan a RENFE la colocación de los silos en la estación. La importante producción de cebada cervecera necesitaba de almacenamiento y esta fue la solución. En los 70 también se fueron construyendo almacenes en diversos pueblos, con esto la calidad del cereal mejoró y se lograban mayores precios.

En los años 80 y 90 la transformación del campo es profunda. El incremento en la producción de cereales de verano y el girasol llevó a la imperiosa necesidad de la ampliación de las instalaciones como es la de dos secaderos de maíz para la posterior conservación y comercialización de los propios productos, ubicados en las localidades de Pomar de Cinca y Peralta de Alcofea, por ser las principales zonas productoras de estos cultivos. En 1991 se inaugura la actual sede en el polígono Valle del Cinca de Barbastro. Son años de expansión e inversiones y también de algún que otro revés económico.

Posteriormente, y debido a la creciente demanda social, se instaló en la sede central de Barbastro un centro de selección y calibrado de semillas y una instalación mezcladora de fertilizantes, al mismo tiempo que se han venido adquiriendo y modernizando equipos de aplicación arrastrados de fertilizantes tanto líquidos como sólidos y diferentes aperos para el servicio social.

Comentarios