Biel aboga por incentivar la economía productiva en los próximos presupuestos de Aragón

El vicepresidente y portavoz del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, descartaba una prórroga del presupuesto de la Comunidad Autónoma en 2011. Afirmaba que, después de funcionar “razonablemente bien” durante 12 años, este gobierno “tiene que acabar su etapa política con un presupuesto que tendrá una rebaja importante pero, si no se tuercen las cosas, habrá presupuesto''. El vicepresidente y portavoz recordaba que será necesario realizar un importante esfuerzo en la elaboración de las cuentas y ha cifrado su rebaja en torno al 8%, unos 450 millones de euros.

Para conseguir esta reducción sin acometer una subida de impuestos, a la que el vicepresidente se volvía a mostrar contrario, Biel abogaba por explorar fórmulas nuevas de concertación público-privada, revisar y priorizar programas que actualmente están en vigor, ampliar los plazos en inversiones plurianuales y racionalizar los gastos administrativos.

En su opinión, el gobierno aragonés puede reducir 450 millones de euros “sin que pasen cosas graves y todo eso además sin subir impuestos”, bajándolo un 8% y buscando “alguna fórmula  para que tengan algunas ayudas complementarias quienes generan empleo, que son los pequeños y medianos empresarios y los autónomos”. Según Biel, “merece la pena que hagamos el esfuerzo que estamos haciendo''.

El vicepresidente señalaba que los objetivos de las cuentas de la Comunidad para 2011 pasan por la adecuación de los ingresos al actual escenario de crisis, por garantizar la prestación de los servicios esenciales como la educación, la sanidad o la atención a la dependencia, y por respaldar los incentivos a la dinamización de la economía productiva y generadora de empleo.

La Travesía Central del Pirineo, una cuestión de Estado

Por otro lado, el vicepresidente se refería a la Travesía Central del Pirineo y se mostraba rotundo al desechar la comparación entre esta travesía y el corredor mediterráneo, demandado los agentes políticos y económicos de Levante y Cataluña.

Para el portavoz del Gobierno de Aragón, la Travesía Central del Pirineo debería ser una cuestión de estado para España, mientras que el corredor mediterráneo responde a unos intereses políticos y económicos determinados, pero no es una cuestión de Estado.

Comentarios