Las ayudas no solo son buenas para el campo, también lo son para los consumidores

El consejero de agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, ha participado en un macro acto con cientos de agricultores procedentes de la comarca de Hoya donde les ha animado a seguir trabajando en este sector tan importante para la economía local y autonómica en los tiempos que corren. Les ha animado a seguir por este camino resaltando que “las ayudas nunca faltarán en el sector”.

Se señala que si este tipo de ayudas no existieran serían una “catástrofe”. En el aspecto económico ha querido resaltar el ligero, pero existente, repunte de precios a la hora de vender los productos.

Respecto a los resultados agrarios que se han dado en la provincia el consejero ha señalado que se ha mostrado satisfecho con los resultados conseguidos en la fruta y lo mismo con el cereal de invierno.

Como viene ocurriendo en otras comunidades autónomas, para reducir constes, se están uniendo las consejerías de Medio Ambiente y Agricultura. En este sentido Arguilé ha dicho que esto es solo cuestión de nomenclaturas y que el no es partidario de unir estos dos campos, pero si de agrupar mejor algunas otras materias.

Estas declaraciones las ha realizado el consejero en una exhibición realizada por la firma KUHN Iberica en Huesca donde se han reunido cientos de agricultores.

El consejero ha recordado que, debido a la situación económica, las pretensiones del Plan Renove en 2010 van a tener que ser menos ambiciosas que en ediciones anteriores. Así, la iniciativa va a contar con una dotación de 660.000 euros (440.000 euros los aporta el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y 220.000 euros el Departamento de Agricultura y Alimentación aragonés, ya que el Gobierno de Aragón, es el único que, junto al Cantabria, hacen una aportación complementaria a la del ministerio).

Así, hay que destacar los buenos resultados que ha registrado el Plan Renove en Aragón desde su puesta en marcha en 2007. De hecho, el pasado año se atendieron 589 solicitudes que cumplían las condiciones. La mayor parte de las máquinas que se compraron fueron tractores, de los cuáles una gran cuantía se había adquirido con sistema de reducción de emisiones, lo que demuestra el compromiso del agricultor con el medio ambiente. En cuanto al tipo de comprador, la mayoría eran a título individual o SAT (Sociedades Agrarias de Transformación).

Desde 2007, la inversión en maquinaria agrícola ha superado los 64 millones de euros, de los que se han subvencionado casi 17 millones de euros, lo que se ha traducido en la compra de 1.286 máquinas nuevas.

Comentarios