La provincia sale trastocada tras el tijeretazo de Fomento

En el conjunto de España, Cataluña, Cantabria, Aragón y Castilla y Léon son las comunidades más afectadas por los recortes de gasto del Ministerio de Fomento, ya que en ellas se suspenderán 17 obras de un total de 32 cancelaciones, ha anunciado el Ministro José Blanco. Dentro de Aragón, es la provincia de Huesca la más afectada, ya que tres de las cautro obras rescindidas se iban a ejecutar en la Autovía Pamplona-Huesca-Lérida.

En Aragón se rescinden cuatro contratos que ya estaban adjudicados, tres de ellos en la provincia de Huesca. A saber, en la Autovía A-21 el Jaca Oeste-Santa Cilia y en la Autovía A-23 los tramos Congosto del Isuela-Arguis y el Lanave-Embalse de Jabarrella.

La cuarta obra aragonesa afectada se encuentra en la N-232, aunque esta volverá a ser licitada con cargo al presupuesto ordinario.

Aragón se ve afectada de manera especial por los recortes de Fomento, por el contrario, otras comunidades como Canarias, Castilla-La Mancha, Navarra, Baleares, La Rioja y País Vasco no notarán la tijera ministerial. No es casualidad que en tres de estas seis comunidades haya representantes políticos que el gobierno necesita para sacar adelante los próximos presupuestos.

El anuncio de Blanco viene a coincidir con que en su día hizo en Radio Huesca Digital el Secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, quien apuntó hace un mes que algún tramo de la Autovía Pamplona-Huesca-Lérida que presentaba problemas sería rescindido y que el Huesca-Siétamo se retrasaría en su ejecución.

En total el Ministerio de Fomento tiene previsto cancelar 32 contratos, de los que 12 se contratarán otra vez mediante colaboración público-privada, en tanto que otros 2 se licitarán nuevamente con cargo al presupuesto ordinario, con lo que 18 obras serán totalmente rescindidas y tendrán que ser sacadas nuevamente a concurso.

Con esta planificación Fomento pretende ahorrar 3.200 millones de euros y otro tanto en el próximo ejercicio.

Además de los recortes en obras, el Ministerio quiere también poner en revisión la gestión de los servicios ferroviarios, incluidos los de alta velocidad, para luego adoptar las medidas de ahorro pertinentes.

LOS RECORTES

En Castilla y León se cancelan 7 contratos de un total de 80: cuatro de carreteras referentes a la A-11, la circunvalación de Burgos y la A-73, además de otros 3 de la línea de Alta Velocidad que une Palencia con Santander que se licitarán mediante colaboración público-privada.

En Cataluña, donde el Ministerio de Fomento mantiene 182 contratos de obra nueva de más de un millón de euros, se rescindirán 5 contratos de tramos de la A-2, A-14, AP-7 y A-27.

Dos de ellos (los de la A-14) volverán a contratarse mediante colaboración público-privada, en tanto que otro más (el de la A-27) se volverá a sacar a concurso con cargo al presupuesto ordinario.

En Cantabria se rescindirán cuatro contratos de los 18 en marcha, que se corresponden con tramos de la N-621, N-629 y A-8, si bien los dos de la A-8 volverán a contratarse mediante colaboración público-privada.

En Aragón se suprimen 4 de 33 contratos, referentes a la A-21, A-23 y N-232, de los que el de la N-232 se volverá a licitar con cargo al presupuesto ordinario.

En Andalucía se rescinden 3 de 139 contratos en marcha, que se corresponden con tramos de la A-32 y en la Comunidad de Madrid se suspende un contrato de los 44 en vigor, relativo a la remodelación de la M-40.

En Valencia se suspende 3 de 88 obras, una es un tramo de la A-33 y otras dos son tramos de la línea de Alta Velocidad que une Valencia con Castellón, si bien todas ellas se contratarán con colaboración público-privada.

En Extremadura se cancela una obra de las diez en curso, que se está realizando en la N-110.

En Galicia se rescinden 2 de 106 contratos, relativos a la A-56 y que se reconducirán a la colaboración público-privada.

En Asturias se suspende una obra de las 34 en vigor, en la A-63, mientras que en Murcia se cancela la construcción de la autovía del Reguerón, mientras que se mantienen otros 12 contratos.

Comentarios