Miguel Rubio nuevo entrenador del At. Monzón

Miguel Rubio, entrenador Monzón, feb 09

Tras la marcha de Ángel Royo a la SD Huesca, el club montisonense se ha visto obligado a buscar otro entrenador y ha elegido a un viejo conocido como Miguel Rubio. El leridano regresará por lo tanto al banquillo rojiblanco donde ya estuvo, dejando al Atlético de Monzón como Campeón de Liga por primera vez en su historia, y casi a punto de ascender con el equipo a 2ª División B.

Tal y como afirmaba en su presentación, Julián Alamán, presidente rojiblanco, la vuelta de Rubio, supone una inyección de moral tras los difíciles momentos que ha atravesado la entidad. El presidente aseguraba, que el objetivo sigue siendo el mismo que hace 15 días; no hay presión por volver a ser campeón, y se mantiene el objetivo de disputar el Play Off.

Con respecto a la marcha de Royo al Huesca, subrayaba que había sido un acuerdo amistoso, y que la próxima semana ambas entidades firmarán un convenio de colaboración.

En su día, Miguel Rubio tuvo problemas con el cobro. El asunto quedaba finalmente solventado gracias a la donación de un aficionado del Monzón, Emilio Ramiz, a quien el entrenador, agradecía el gesto que a día de hoy posibilita su vuelta, y a quien hizo entrega de una placa, tras la presentación. Rubio recordaba que en ningún momento hubo conflicto con el club, simplemente quiso cobrar lo que le correspondía.

Se da la circunstancia curiosa de que su anterior llegada se produjo en una situación similar cuando Elcacho dejó el Monzón tras haberse comprometido para irse a otro equipo, como ha sucedido ahora con Royo, si bien es verdad, que en esta ocasión era la primera opción del Monzón y no se materializó puesto que Rubio estaba barajando otras opciones.

El técnico regresa con ilusión y con la misma filosofía que hace dos años; la de crear un grupo compacto, en el por encima de individualidades, lo importante sea el equipo, y donde haya una unidad absoluta entre la directiva, el cuerpo técnico, la plantilla y la afición.

Rubio promete crear un equipo competitivo en el que cada uno de sus jugadores se entregue en cada partido y mejore en el transcurso de la temporada. En este sentido, afirma que si no se repite el éxito de hace dos temporadas, no será un fracaso, pero sí una desilusión.

El lunes el equipo iniciará los entrenamientos y mientras tanto se sigue completando la plantilla. Un equipo que ahora tendrá el toque Rubio, ya que todas las opciones de fichajes deberán contar con el beneplácito del entrenador.

Con respecto al planteamiento del club de contar con jugadores de casa, Miguel Rubio se mostraba tajante, ojala pasara como en el Barça y salieran jugadores tan válidos como para mantenerlos en casa.

Comentarios