Moción del PAR de Sabiñánigo por la paralización de obras A-23 y A-21

El portavoz del Partido Aragonés en el Ayuntamiento de Sabiñánigo Pedro Grasa ha presentado para el próximo pleno municipal una moción referida a la noticia de la paralización de las obras en las autovías A-23 y A-21 entre Huesca y Navarra. Pidiendo su rectificación y al contrario solicitar un impulso a dichas obras por la importancia que tienen para este territorio.

Para Grasa en su exposición señala que supone un perjuicio directo al potencial de actividad económica y social de esta zona y en particular del Alto Gállego y Sabiñánigo, así como un aplazamiento de años y de posibilidades reales para diversas expectativas empresariales o de inversión en nuestro territorio.

Con referencia al Valle de Tena y otras localidades con sus iniciativas necesitan con urgencia que estas infraestructuras de transporte decisivas para que no se pierda la perspectiva de superar la crisis y afrontar el futuro con opciones en nuestro entorno, como son sectores tan dinámicos y competitivos como el turismo, Sabiñánigo, capital de Alto Gállego con un todavía importante tejido industrial que sustenta su dinamismo; y la comarca con producción en el sector primario.

Todo ello, sin que se haya determinado aún las afecciones de posteriores recortes en materia de ferrocarril o incluso la situación en que permanecerá la actual carretera N-330 a su paso por Monrepós con desvíos provisionales que ralentizan o bloquean el tránsito.

Recuerdan en la moción que el ministerio rescinde los contratos de ejecución de las obras en la A-2,1en el tramo entre Jaca Oeste y Santa Cilia y la A-23 entre el Congosto del Isuela y Arguis y entre Lanave y el embalse de Jabarrella, y mientras en otras comunidades se determina ya que parte de sus infraestructuras afectadas serán incluidas en un programa de colaboración de los sectores públicos y privado para continuar con las mejoras, en el caso de Aragón “será programada su licitación, en virtud de los nuevos criterios de eficiencia y rentabilidad social así como de la disponibilidad presupuestaria futura”. Es decir, postergados ‘sine die’. En cuanto a los restantes tramos afectados, “reprogramaremos los plazos” según el ministro José Blanco, es decir, se pospone su culminación o inicio.

Comentarios