Tres años después del accidente de la Manhattan, el ocio nocturno desaparece de los polígonos

El ocio nocturno en las zonas industriales de Huesca ha estado varios años levantando polémicas. Hoy, la situación es diferente. Mientras la discoteca Manhattan apenas abre un par de veces al año, el otro establecimiento, ubicado en el polígono Monzú, está recortando también sus noches de apertura. Representantes de los empresarios han confirmado a Radio Huesca Digital que el mencionado local lleva meses sin abrir. Se da la circunstancia de que este miércoles, 28 de julio, se cumplen tres años del trágico accidente que tuvo lugar a las puertas de la Manhattan.

La situación en la zona industrial de Huesca, respecto al ocio nocturno, es muy diferente a la de hace unos años. Son contadas las ocasiones en las que abren sus puertas los dos establecimientos hosteleros ubicados ahí.

Ambos locales se han visto varias veces en los tribunales. En lo referente a la Manhattan, tras varias idas y venidas legales, el local mantiene, en la actualidad, la licencia de bar con equipo de música. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Huesca, tras el recurso presentado por la Federación de Polígonos de Huesca, anulaba tiempo atrás la licencia de bar con equipo de música que le había concedido el Ayuntamiento de Huesca.

El propietario del mismo y el propio consistorio oscense (a través del acuerdo de su Junta de Gobierno Local) recurrieron esta decisión judicial ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón que aún no se ha pronunciado al respecto. De esta forma, al no existir petición de ejecución provisional de la citada sentencia, el establecimiento Manhattan mantiene, actualmente a efectos, la licencia de bar con equipo de música.

Por otra parte, la empresa hostelera ha presentado un contencioso contra la negativa del ayuntamiento de aprobar el Plan Especial, éste ha sido admitido a trámite. El ayuntamiento tiene hasta el 22 de septiembre para contestar.

En lo referente al Kafka industrial, el establecimiento tiene licencia de disco-bar pero la Federación denunció, en su momento, que actuaba como discoteca. El juzgado consideró que el Ayuntamiento de Huesca actuó correctamente al conceder la licencia de disco-bar, y desestimaba el recurso de los industriales. Sin embargo, en un segundo contencioso, la Juez declaraba nulo el Decreto de Alcaldía que declaraba zona de ocio el mencionado Polígono, lo que permitía abrir al establecimiento hasta las 6:30 horas. La Federación de Polígonos recurrió, el proceso sigue en manos de la justicia.

Comentarios