La empresa Consdimaco ejecutará la primera fase de "El Moliné" de Barbastro

El ayuntamiento de Barbastro ha adjudicado a la empresa barbastrense Consdimaco, la primera fase de la rehabilitación de “El Moliné” por un importe de doscientos mil euros y un plazo de ejecución de seis meses. La rehabilitación integral del edificio consta de tres fases y supondrá una inversión total de ochocientos sesenta mil euros. Un incendio arrasó el 13 de julio de 2005 las obras de reforma que se estaban realizando en el inmueble adquirido por el ayuntamiento y que estaban a punto de finalizar.

En la primera fase está prevista la consolidación del edificio y los forjados interiores. Los trabajos de recuperación de “El Moliné”, antigua fábrica de harinas “La Verense”, comenzaron en septiembre de 1997, y el objetivo del ayuntamiento es convertir el edificio en museo del trigo, casa de oficios y en la sede del Centro de Migraciones de Aragón.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, destaca que el Centro de Migraciones de Aragón está avalado, entre otras instituciones, por el Gobierno de Aragón, ayuntamiento de Barbastro, Comarca de Somontano, la UNED, Universidad de Zaragoza, el Instituto de Estudios Altoaragoneses y el centro de estudios del Somontano. Cosculluela avanza que pretende ser un espacio que recoja todo lo relativo a las migraciones en Aragón.

Otras dependencias de "El Moliné" estarán destinadas al museo del trigo y casa de oficios. El alcalde de Barbastro señala que el objetivo es recuperar este emblemático edificio que es símbolo del pasado industrial de la ciudad del Vero.

“El Moliné", en cuya restauración se llevaba trabajando desde 1997, se convertía el día 13 de julio de 2005 en unas pocas horas en pasto de las llamas. El incendio tenía lugar alrededor de las 21:00 horas. Un aparatoso incendio que los Bomberos y voluntarios de Protección Civil lograban controlar cerca de las 23:30 horas. En las tareas de extinción participaban una dotación de Bomberos de Monzón, otra de Barbastro, con dieciséis hombres, además de voluntarios y varios miembros de la Policía Local y de la Guardia Civil.

Signos de impotencia y tristeza se podían vislumbrar en las caras de quienes desde septiembre de 1997 iniciaron los trabajos para recuperar la vieja Fábrica de Harinas “La Verense”, conocida como “El Moliné”, con objeto de convertirla en museo del trigo, casa de oficios, y sede del Centro de Migraciones de Aragón tras la adquisición del inmueble y su maquinaria por parte del Ayuntamiento.

Comentarios