El sector de la construcción ve con preocupación los recortes anunciados por Fomento

Según la Federación de Asociaciones de la Construcción, el Gobierno ha optado por la solución más fácil en cuanto a los recortes anunciados por Fomento. La Federación critica que se reduzca en inversiones como ésta que contribuyen a la generación de riqueza y al mantenimiento del empleo.

Según el comunicado emitido por la FAC (Federación de Asociaciones de la Construcción), del total de 32 obras rescindidas en España, 3 le corresponden a la provincia de Huesca, es decir más del 9% con el agravante de que la licitación de obra pública en Aragón se ha reducido en un 47% durante el primer semestre de 2010 con respecto al mismo periodo del año anterior mientras la reducción nacional ha sido del 31%.

Para las asociaciones de la construcción, la decisión de Fomento trasciende la resolución de contratos para traducirse en la práctica, en una paralización de las obras y, consecuentemente en un recorte absoluto y sin precedentes de la inversión de la obra pública, a la que pueden estar sumándose ya otras Administraciones, generándose un colapso en un sector ya malherido por la crisis del subsector residencial.

La obra pública constituye una actividad anticíclica generadora de un nicho de creación de trabajo e inversión e incentivadora de actividad económica, cuya paralización aboca a consecuencias demoledoras en la economía provincial como consecuencia del efecto arrastre del sector de construcción. Según la Federación, se estima que por cada euro invertido en construcción se inducen 0,69 euros en otros sectores y que por cada empleo directo en construcción se generan 0,49 empleos en otros sectores. Así, una inversión adicional de un 1% del PIB en construcción genera 127.080 empleos directos y otros 62.029 inducidos en otros sectores. Además, esta misma inversión produce un retorno fiscal equivalente al 0,57% del PIB.

Cada millón de euros invertido en construcción genera 18 puestos de trabajo y produce un retorno fiscal de 570.000 euros. Teniendo en cuenta los efectos directos, indirectos e inducidos, el sector de la construcción crea el 28% del empleo y genera el 31% de la producción.

Además, la inversión en infraestructuras y, particularmente en las de transporte, influyen muy positivamente en el incremento de la competitividad del resto de sectores, aseguran.

Por otro lado, frente a la pretensión del Ministerio de acudir a fórmulas de colaboración público- privada, la Federación de Asociaciones de la Construcción pone de manifiesto que este sistema no es apto para la capacidad del importante tejido de pequeñas y medianas empresas que integran el sector de la provincia.

Comentarios