El Día de la Longaniza bate records de participación

“Es el año que más gente ha venido”, era el comentario, más escuchado, el sábado, en las calles de Graus y, el balance, en el que, todos los miembros de la organización, coincidían. Y, es que, sin duda, la diecinueve edición del Día de la Longaniza de Graus, volvió a contar con el respaldo del público que, desde primera hora de la mañana, llenó las calles de la villa, para disfrutar, no sólo degustando la longaniza sino de todas las actividades paralelas organizadas durante la jornada.

Pasadas las diez de la noche todavía continuaba el reparto gratuito de longaniza que había comenzado a embutirse alrededor de las seis de la tarde, labor que contó con la participación, de unas quince personas que, en dos horas, embutieron más de 1.000 kilos de longaniza. Tras este primer paso, la parrilla, fue empujada por políticos y empresarios, entre otros, por la calle Barranco, hasta llegar a la gigantesca barbacoa donde se coció, por espacio de 30’ para, posteriormente, comenzar la degustación de la longaniza de Graus.

Desde la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus, su presidente, Mariano Ciutad, indicaba que, un año más, se habían cumplido las expectativas y que, la respuesta, demostraba que, la gastronomía, en este caso, la longaniza de Graus, es cultura.

También la alcaldesa de Graus, Mª Victoria Celaya, se mostraba satisfecha por la cantidad de gente que se había acercado hasta Graus a disfrutar del día y destacaba, como base del éxito, la sintonía entre los organizadores.

El Día de la Longaniza, lograba, además, dinamizar, no sólo Graus sino también el resto de la Ribagorza, puesto que, como señalaba, el presidente comarcal, José Franch, muchas personas habían dedicado parte de la jornada a descubrir otras zonas del territorio y, algunas, incluso, pasaban el fin de semana en la comarca.

Además del proceso de la parrillada de longaniza más grande del mundo, los visitantes, procedentes no sólo de la geografía altoaragonesa o aragonesa sino también de otros puntos de la geografía nacional como Navarra o Castilla León, entre otras, no sólo disfrutaban de la longaniza sino que también lo hicieron de otras actividades como el XI Mercado Medieval, que reunió a más de un centenar de artesanos, la fiesta acuática del PMD en las piscinas o las actividades infantiles organizadas por la Asociación de Empresarios de Ribagorza.

En 2011, se cumplirán veinte años de este evento, que a pesar del paso de las ediciones, sigue contando con el apoyo del público.

Comentarios