La Federación de Comercio se opone tajantemente a los recortes en infraestructuras

Ante el anuncio del Ministerio de Fomento según el cual van a paralizarse las obras de ejecución de tres tramos de las autovías A21, A22 y A23 que discurren por la provincia de Huesca, la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Provincia de Huesca junto con sus asociaciones comarcales, locales y gremiales ha puesto de manifiesto su más rotundo rechazo a estos recortes que consideran indebidamente justificados, y que agravan la ya de por sí delicada situación que atraviesa el comercio de la provincia.

Aseguran que el eje Pamplona-Huesca-Lérida es de vital importancia para el desarrollo socioeconómico de las zonas geográficas de influencia, y su paralización supone un duro golpe a los intereses comerciales de la provincia de Huesca. Desde la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Provincia de Huesca, y dada la gravedad de las consecuencias de dicha decisión, se insta a la adopción de medidas que permitan culminar un proyecto que, en la actual coyuntura, supondrá un impulso de incalculable valor en la senda de la recuperación económica.

Desde FECOS, partiendo de datos oficiales de 2009 (afluencia de turistas y gasto medio en sector comercio) valoran en más de dos millones de euros las pérdidas que se pueden ocasionar en el sector comercio de la provincia de Huesca con la respectiva repercusión en el empleo y cierre de empresas.

Hoy en día, el sector comercio sostiene que en determinadas circunstancias, una disminución o paralización en las dotaciones de infraestructura puede disminuir el output o aumentar los costes de producción de los comercios. También, que el nivel de producción, el nivel de desarrollo y las desigualdades en la renta de las regiones se encuentran relacionados con las dotaciones de trabajo, capital físico e infraestructuras. De ahí que para fomentar la competitividad del sector comercio y por ende su crecimiento, deban apoyarse verdaderas y comprometidas políticas de infraestructuras que a fecha de hoy el sector comercial de la provincia de Huesca echa en falta.

Añaden que las iniciativas de productividad y de innovación tecnológica van orientadas a la reducción de costes a través de la disminución de los tiempos productivos. Los servicios y la producción de bienes turísticos y comerciales han podido alcanzar el nivel de expansión logrado gracias a la reducción de las distancias y del tiempo de acceso a los lugares de destino. La reducción del tiempo de viaje acorta las distancias psicológicas e incrementa los desplazamientos. Desde FECOS se preguntan qué pasará este invierno  cuando los turistas tengan que invertir el doble de tiempo previsto para llegar a su destino, debido al estado de las carreteras.

Creen que es imperativo que el conjunto de la política económica sea coherente y esté decididamente orientada a recuperar la confianza en la economía del país. Creen que las reformas estructurales deben ser otras, y no concentrarse indebidamente en recortes en inversión pública como infraestructuras, que afectan a la productividad y competitividad de, entre otros, el sector comercio.

Los responsables de FECOS recuerdan que también se pone en cuestión la seguridad vial, prolongando una situación de riesgo potencial de accidentes, dado el estado en que se encuentran todos los tramos afectados: innumerables rotondas, exceso de señales, deterioro de carreteras, gravilla, etc…

Desde FECOS quieren recordar el compromiso adquirido por el Gobierno en Consejo de Ministros del 24 de junio de 2009 de que cada ministerio, en el ámbito de sus competencias, intentaría allanar aquello que estuviese a su alcance con objeto de potenciar la actividad turística y sectores relacionados, tan importantes para la estabilidad económica nacional.

Comentarios