Más de 112 corredores participarán en la Carrera de los Novios de Sallent

Ya son más de cien los participantes que han formalizado su inscripción en la Carrera de los Novios, prueba atlética que este sábado discurrirá entre Sallent de Gállego y la localidad francesa de Arrens-Marsous. De éstos, 25 son de nacionalidad española y el resto, franceses. También está teniendo muy buena acogida la XI Marcha Transfronteriza, que se desarrollará de manera paralela a la carrera. Hasta el momento, son 225 los caminantes contabilizados por la organización, aunque esta cifra podría incrementarse ya que el plazo de inscripción no se cerrará hasta los momentos previos a la prueba. De estos marchadores, 180 proceden del país galo.

La Carrera de los Novios que el año pasado no pudo celebrarse por problemas organizativos en el país vecino, es una carrera de montaña, de 45 kilómetros de recorrido y 1.100 metros de desnivel, que transcurre por senderos bien señalizados. “La dureza de la prueba es considerable porque discurre por un terreno de granito, que dificulta el desplazamiento de los participantes, tanto de los que van corriendo como de los que van caminando en la XI Marcha Transfronteriza”, ha destacado Juan Bazán, de Aragón Aventura, organizadora de la misma.

En esta edición, la línea de salida estará instalada en las piscinas de Sallent de Gállego y la meta en la localidad francesa de Arrens-Marsous. Sobre las nueve de la mañana está previsto que el alcalde de Sallent, José Ignacio Urieta, de el pistoletazo de salida a la carrera. La llegada a la población gala tendrá lugar a la una de la tarde donde está prevista una comida buffet para recuperar las fuerzas. La entrega de premios comenzará a las cinco de la tarde y una hora después, se emprenderá el regreso a Sallent en autobús. El principal objetivo de la prueba no es la competición sino fomentar la participación conjunta de ambos municipios en una iniciativa común.

De manera paralela a la carrera, se ha organizado la XI Marcha Transfronteriza, en la que los españoles suben al collado de la Piedra de San Martín donde ya esperan los vecinos franceses para firmar los acuerdos faceros y compartir almuerzo y baile. El punto de encuentro de los senderistas es a las siete de la mañana en el Puente de la Sarra y el regreso hacia Sallent de Gállego a las doce y media. Además, este año se contará con un grupo de caminantes que harán la subida al collado portando bastones de Nordic Walking.

El nombre de la carrera procede de una antigua costumbre existente en las poblaciones pirenaicas francesas, según la cual “cuando un chico quería casarse con una joven, debía de recorrer a pie el Collado de la Piedra de San Martín hasta Sallent donde debía comprar un saco de sal y traerlo a sus futuros suegros a modo de dote”, ha comentado Bazán.

Guardia Civil, Protección civil de la Comarca Alto Gállego y Gendarmería francesa velarán por la seguridad y la tranquilidad durante todo el recorrido.

Comentarios