Voluntarios de Protección Civil reciben con emoción la Parrilla de Oro de su ciudad

A primera hora de la mañana, antes de que llegase el momento del disparo anunciador de las fiestas de San Lorenzo 2010, se han celebrado varios actos oficiales en la plaza de la catedral y el interior del ayuntamiento de Huesca. Pasadas las diez de la mañana se daba la bienvenida a las autoridades de la localidad francesa de Tarbes, hermanada con Huesca. Esta bienvenida se celebraba con el izado de banderas al son de los himnos nacionales francés y español.

Audio sin título

Posteriormente, tenía lugar la recepción oficial de autoridades en el salón del Justicia, en el que estaban presentes autoridades como el Secretario de Estado, el oscense Victor Morlán y participaba también el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias. En primer lugar, se leía el acta de pleno, por el que se otorgaba la parrilla de oro “San Lorenzo 2010”, al grupo de voluntarios de Protección Civil, por el trabajo completamente altruista que realizan durante todas las fiestas. Miguel Viván, uno de los voluntarios de Protección Civil, recibía emocionado la máxima distinción de la ciudad de Huesca, la parrilla de oro.

Precisamente alguno de los voluntarios debía ausentarse del acto de discursos tras recibir la parrilla porque un pequeño incidente reclamaba su presencia. Un ejemplo de la importante labor que realizan estos voluntarios.

Tras estas palabras llegaba el turno de los discursos. El nuevo alcalde de Huesca, Luis Felipe, daba la bienvenida a su homólogo francés y a todos los presentes. El discurso de Luis Felipe ha querido recordar los momentos difíciles por los que pasa la ciudad haciendo referencia al paréntesis en la inversión en carreteras que afectará al desarrollo de la ciudad.

El nuevo alcalde de la ciudad ha querido seguir con la tradición, y obsequiaba a su homólogo francés con una cerámica de gres titulada Huellas, creada por Miguel Moled, un joven creador de Albelda.

El alcalde de Tarbes, Gérard Trémège, ha pronunciado un discurso en el que recordaba al predecesor de Luis Felipe, Fernando Elboj, y felicitaba a Luis Felipe por su reciente elección. En unos momentos difíciles quería recordar los éxitos deportivos, en los que ha hecho una intencionada equivocación hablando de la victoria de la selección francesa en el mundial, y ha señalado otros muchos nombres propios del deporte español.

Y cerraba el acto el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, que este año, en el que las inversiones españolas en infraestructuras han sufrido un parón, no quería hacer referencia a la reivindicación del Altoaragón para conseguir unas buenas comunicaciones con Francia, por el Pirineo Central.

Así transcurrían los prolegómenos oficiales al inicio de la fiesta, en un Salón del Justicia abarrotado de autoridades, que este año más de blanco y verde que nunca, presidentes de peñas y barrios, representantes de colectivos sociales y económicos y, por supuesto, mairalesas.

Comentarios