ASAJA pide una reunión para detener la suelta de osos

La organización agraria coordinó un nuevo encuentro con ganaderos de los valles de los Pirineos de Huesca y Lleida para analizar de un lado las últimas informaciones relativas a la presencia y ataques de plantígrados a rebaños, así como el anuncio del gobierno francés de paralizar sus planes de nuevas sueltas de osos en la cordillera pirenaica. Una posible solución según ASAJA sería acotar amplias zonas para tener osos en semilibertad pero evitando los daños al ganado.

Desde ASAJA y desde la Plataforma de Ganaderos Afectados, encabezada por Angel Aznar, se valoró positivamente el anuncio de la secretaria de Estado de Ecología del Ejecutivo francés, Chantal Jouanno, relativas a la paralización de los planes de reintroducción de más osos en los Pirineos, una medida que abre un nuevo panorama en esta polémica actitud del ejecutivo galo, quien no contaba con el gobierno de España ni las comunidades autónomas para seguir con estos planes de reintroducir una especie salvaje que ocasiona importantes afecciones en el territorio. En ese mismo sentido, el ganadero de Broto Ángel Aznar, destacó la utilidad de la manifestación realizada en Tarbes este año, en la que hubo una importante participación de ganaderos españoles, para la toma de esta decisión por parte de las autoridades francesas.

En el encuentro también participó José Antonio Brunet, ganadero afectado semanas atrás por ataques de oso a sus rebaños en el valle de Benasque; este ganadero demanda soluciones inmediatas a la administración ya que Saroux, una osa venida desde Francia a través del valle de Arán parece que ha encontrado su sitio en la Zona de Gabás, acechando todos los días a su rebaño de ovejas, situación que crea un estrés permanente en el rebaño y en el ganadero. La defensa instaurada por el ganadero con mastines, aunque ayuda,  no es suficiente, porque lo único que hace es alejar al Oso de cincuenta a trescientos metros, no solucionando la inquietud del rebaño. También expuso su caso Agustín Mora, vecino de Castejón de Sos, que un día encontró cinco de sus vacas despeñadas, con huellas de oso en las inmediaciones, un accidente que no se reconoció por parte del departamento de medio ambiente que fueran causado por ataque oso al no haber pruebas concluyentes, lo que le dejó fuera de las posibles indemnizaciones. Precisamente en este sentido, se planteó también la problemática de las indemnizaciones a las explotaciones no prioritarias y plantear que se adelante la salida de las fechas de solicitud de estas ayudas, para mejor adaptación a las medidas de prevención  por parte de los ganaderos, así como de revisar las zonas de alta presencia de oso antes de que salgan las ayudas.

Desde ASAJA y desde la Plataforma de Ganaderos Afectados se ha demandado a la DGA que se convoque una nueva reunión de la mesa del oso para afrontar soluciones a largo plazo. Una de esas posibles soluciones pasaría por la creación de extensas zonas valladas en los diferentes valles en los que los osos hicieran su vida en semilibertad, protegiéndose así a otras especies en peligro de extinción en el Pirineo como son el pastor de ovino y sus ovejas, que tan buena labor medioambiental realizan en los puertos de montaña.

Comentarios