Los Técnicos de Hacienda instan a combatir el fraude en el sector empresarial

Los trabajadores por cuenta ajena declararon un 4,8% más de ingresos en la Campaña de Renta 2008, a pesar de los efectos incipientes de la crisis y la escalada del desempleo que aumentó en 609.100 personas en el último trimestre de 2008. Los asalariados y pensionistas reconocieron en ese año un aumento de sus rendimientos netos de 888 euros, situándose en 19.288 euros anuales, según la II edición del Informe de la Lucha Contra el Fraude Fiscal en la Agencia Tributaria, elaborado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) a partir de la última estadística del IRPF-2008, declarado en junio de 2009.

Según Gestha, estos rendimientos reconocidos por trabajadores y pensionistas chocan de plano con los ingresos declarados ese mismo año por los profesionales liberales y pequeños empresarios, los cuales se mostraron ante la Hacienda Pública como "simples mileuristas", con unas rentas netas de 12.089 euros anuales, y una caída de sus ingresos del 10,6% (unos 1.436 euros menos), a pesar de que la economía creció el 3,4% en 2008.

Gestha atribuye este comportamiento tan dispar en el que los asalariados tributaron por unos ingresos un 60% superiores a los declarados por los autónomos- a que las declaraciones de Renta de 2008 se presentaron en junio de 2009, en plena recesión económica, por lo que muchos autónomos optaron por falsear sus declaraciones y ocultar sus beneficios de 2008 para sortear la falta de liquidez y caída de las ventas en 2009, opción imposible para los trabajadores cuyos ingresos están muy controlados.

Asimismo, el estudio evidencia que los micro empresarios que tributan en módulos -como albañiles, electricistas, fontaneros, etc.- tampoco pudieron defraudar como los profesionales y pequeños empresarios, declarando tan sólo 56 euros más de ingresos (+0,4%) en un "buen año" de actividad, ya que al estar "fichados por los módulos" no pagan impuestos en función de los beneficios que realmente obtienen, sino de otros factores "más o menos estimativos de esos beneficios" como la dimensión del local, el número de empleados y vehículos, o la electricidad consumida.

Comentarios