Veinte años de investigaciones arqueológicas en Labitolosa

Este mes de Agosto, como suele ser habitual, desde 1.991, se desarrollan las excavaciones arqueológicas, de la Universidad de Zaragoza, en la ciudad hispano romana de Labitolosa. La campaña de campo, en el yacimiento, se prolongará hasta el 21 de Agosto aunque el trabajo continuará, el resto del año, en el transcurso del las clases y el curso universitario, donde se intentará descifrar la información que aporten los hallazgos que se realicen estos días.

Mª Ángeles Magallón, profesora de la UZ y directora de las excavaciones, explicaba que, durante estos años, y, especialmente, desde 1.994, los trabajos han dado sus frutos y han permitido conocer la vida del Pirineo en la antigüedad.

Cada mes de Agosto, cuando el grupo de llega a Labitolosa, el primer trabajo consiste, en limpiar la zona de la vegetación que cubre los monumentos y observar si existe alguna anomalía.

Este año, los trabajos se centran en el Cerro del Calvario donde, por un lado, se encuentra la ciudad hispano romana y, por otro, la fortaleza hispano musulmana andalusí.

El grupo de trabajo lo forman profesores y alumnos (25) de la UZ, de éstos, algunos licenciados y otros cursando estudios y, para los que, estas investigaciones suponen, no sólo prácticas de campo, sino también familiarizarse con la arqueología y mejorar su formación, puesto que, trabajan en el yacimiento, por la mañana, de 7 a 14 horas y, por la tarde, se estudian y analizan los resultados obtenidos durante el día.

Cuando el 21 de Agosto finalice el trabajo de campo, el yacimiento se queda protegido, para ello, se cubre con tierra y otros elementos, los lugares en los que se ha excavado, y Gobierno de Aragón hace lo propio con la curia y las termas.

Además, antes de finales de año, se adecuara el terreno y se colocarán paneles informativos para facilitar la visita a este emblemático yacimiento del Altoaragón.

Comentarios