Ribagorza, tierra de seres mágicos

Este sábado, dentro de las Jornadas Culturales que desarrolla, la Asociación de Amigos de Torre la Ribera, participará José Antonio Adell que ofrecerá una conferencia sobre “Brujería, demonios, encantarías, gigantes y otros seres mágicos de Aragón”.

El aislamiento del territorio, vertebrado por tres ríos, es posiblemente, según Adell, lo que ha generado una importante tradición oral en esta comarca que habla de encantarías o de brujas y donde, incluso las montañas, están vinculadas a este mundo mágico.

De todos los seres mágicos que pueblan, este territorio, quizás unas de las más famosas sean las brujas que invitan a recordar diferentes hechos acaecidos, entre los siglos XV y XVII, donde la superstición llevó a la persecución de todas aquellas mujeres a las que se creía brujas, como en el caso de Lo Consell de Laspáules, o los aquelarres en el Turbón y el Cotiella, donde se reunían las mujeres que, al contacto con plantas alucinógenas, les hacían ver o sentir cosas extrañas.

Pero si en algo es privilegiada la Ribagorza es en la presencia de encantarías, puesto que, casi se puede afirmar que es el único sitio donde se encuentran. Las encantarías son princesas moras, que quedaron encantadas y sólo, en la Noche de San Juan, recuperan su forma humana, para hacer la colada y danzar hasta el amanecer pero si se encuentran, con algún humano, cuidado porque no son seres malos pero sí caprichosos.

También existen leyendas sobre diaplerons (diablillos pequeños), que tenían que estar en un tubo y sólo debían salir para hacer alguna faena, o demonios, a los que incluso se dedican ermitas, o que protagonizan historias curiosas como el herrero, de Saganta, cuya alma, dicen, vaga por la eternidad sin sitio ni el cielo ni el infierno.

La Ribagorza, es una tierra llena de seres mágicos y misteriosos pero también salpicada de historias de religiosidad popular o devociones a diferentes santos.

Comentarios