"No al secuestro de los bienes ", lema de la marcha popular en Berbegal

Frontal San Salvador, Berbegal

“No al secuestro de los bienes”, “No al robo de la historia de Aragón” y “Devolución de las obras de arte”, son algunos de los lemas elegidos para la marcha popular nocturna que van a celebrar en Berbegal este sábado día 14. El objetivo del evento es insistir en la devolución del Frontal de Berbegal y del resto de los bienes que pertenecen a Aragón que se encuentran depositados en el Museo Diocesano de Lérida.

El alcalde de Berbegal, ha resaltado que cada vez hay más gente concienciada por esta causa, ha insistido en “el empeño de seguir defendiendo lo que es nuestro, deben de ser devueltos lo antes posible a la Colegiata románica de Santa María la Blanca”.

El programa comenzará a las 9 de la noche con la salida de la marcha desde la plaza de la Constitución, en Berbegal. Las inscripciones, al precio de 3 euros, se pueden hacer hasta media hora antes, además repartirán una camiseta conmemorativa. Esta carrera nocturna de 10 kilómetros no es competitiva y está abierta a todas las edades que podrán realizarla a pie o en bici. El itinerario incluye Berbegal, ermita de Santa Águeda, Berbegal.

La iniciativa parte de los organizadores del Memorial Chistavín, de Berbegal, y responde también al interés creciente despertado en Facebook donde se ha creado una corriente de opinión y apoyo a la devolución no sólo del frontal de El Salvador sino de todos las piezas.

La localidad de Berbegal es una de las perjudicadas puesto que la devolución del frontal de El Salvador (siglo XIII) no se produce. Se trata de una de las piezas más importantes depositadas en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida cuya propiedad de la parroquia de Berbegal está documentada y reconocida por el Obispado de Lérida y la Generalitat de Cataluña.

En la misma reivindicación participa el ayuntamiento de Peralta de Alcofea que reclama la devolución de la tabla de San Pedro y la Crucifixión (siglo XV) y la portada de la iglesia de El Tormillo (siglo XIII).

Comentarios