Los Verdes presenta sus consideraciones sobre la incineradora al INAGA

El delegado en Huesca de Los Verdes, Lorenzo Meler, era el encargado de remitir al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental las consideraciones de su asamblea sobre la solicitud de procedimiento de consultas previas al proyecto de centro de valorización energética de residuos urbanos, denominación que, atendiendo a lo expuesto en dicha memoria, el partido político considera que "en realidad de lo que se está hablando es de una incineradora". Así lo escenificaron en forma de protesta al paso de la procesión a San Lorenzo el día 10.

Los ecologistas ven con preocupación dicha memoria ya que presenta en su opinión tanto resquicios técnicos por los que se puede hacer pasar un modelo por otro como una preocupante falta de transparencia y participación en este asunto, "una combinación que puede resultar fatal para toda la ciudadanía". Entre las alegaciones, consideran "Con preocupación el oscurantismo con que se está proyectando la construcción de un centro de valorización energética de residuos urbanos en Huesca. Una vez más se da la imposibilidad a la ciudadanía (asociaciones y personas) de participar en la política de su ciudad al dificultar el acceso a la información, la cual en este caso tiene enormes implicaciones sociales y ambientales", considerando la propuesta de proyecto incompatible con lo acordado en el GIRA.

Uno de los razonamientos clave en las alegaciones se refiere a las alternativas de gestión de residuos deshechadas por cuestiones económicas en la memoria, "considerando dicha justificación pobre, poco clara y en la que no se explicitan con suficiente entidad los argumentos que avalan la decisión". Solicitan al INAGA, en definitiva, la desestimación de la memoria presentada por el Consorcio Agrupación Nª1 de Huesca. Como contrapropuestas, cabe recordar los proyectos de participación ciudadana y la planta de compostaje de abril de 2007 que la misma asamblea propuso como solución parcial a la gestión de los residuos, ya que esta venía acompañada de una serie de medidas de concienciación, educación y asimilación necesarias para cualquier política que desee afrontar un cambio cualitativo (y necesario) en la cotidianeidad ciudadana.

Los Verdes aguardan ahora una resolución positiva a sus reclamaciones por parte de la entidad ambiental, y confían en que la claridad y la razón se impongan al oscuro humo de la incineración.

Comentarios