El encierro infantil entusiasma a los jóvenes corredores

Este año las fiestas de San Lorenzo han repetido el éxito de los encierros infantiles. Un encierro al estilo San Fermín con todos los preparativos y tradiciones de los encierros originales, pero con unos toros muy particulares. Eso sí, cuernos tenían y grandes.

Cientos de niños han acudido a la puerta de la iglesia de San Lorenzo para participar en sus primeros encierros. La peñas organizan esta cita, que se ha convertido en una de las preferidas para los niños, por ello las Peñas recreativas lo han ampliado a tres días. Además, las charangas de las peñas acompañan durante el recorrido, y cuando los morlacos se lo permiten amenizan el encierro con música.

Lo primero es calentar y prepararse para la carrera. Después los honores al Santo, cantándole a San Lorenzo en vez de a San Fermín con periódico en mano. Y tras esto, cohete y a correr.

La empresa zaragozana “Pasión y valentía” organiza estos encierros para niños que buscan introducirles la pasión por el mundo taurino, y muchos de ellos ya han repetido y han perdido el miedo a los toros. Los torean con improvisados capotes, les arrean con el periódico e incluso alguno le ha colocado la pañoleta verde.

En esta ocasión el encierro salió bien, no hubo que lamentar ningún percance de gravedad, aunque sí tres heridos leves con rasguños por caídas. Los toros han salido bravos, “con cara y presencia” explicaba uno de los organizadores del encierro. Daniel Fernández añade que ha sido un encierro escalonado y que por ello se han evitado aglomeraciones peligrosas, pero en la curva al dejar la plaza de San Lorenzo se han resbalado dos de estos morlacos y esto ha provocado momentos de nerviosismo.

Finalmente el balance ha sido bueno y san Lorenzo ha acompañado a estos jóvenes valientes en el encierro.

Comentarios