Adjudicado el proyecto para implantar el sistema de receta electrónica en Aragón

Farmacia, medicamentos , receta , abril 08

El Servicio Aragonés de Salud (SALUD) adjudicaba el proyecto para desarrollar e implantar el sistema de receta electrónica en la Comunidad Autónoma de Aragón. Se trata de un programa informático con múltiples funciones, entre las que destaca la facilidad que tendrá el paciente para obtener la medicación prescrita por su médico en cualquier oficina de farmacia únicamente con la presentación de su tarjeta sanitaria.

Con la implantación de la receta electrónica se espera beneficiar especialmente a los enfermos crónicos, ya que su médico podrá recetarles en un único acto los medicamentos que precise para un periodo de hasta un año, sin necesidad de tener que pasar por la consulta únicamente para recoger las recetas, reduciéndose de este modo el tiempo médico dedicado a cuestiones meramente administrativas.

Las recetas podrán ser recogidas en cualquier oficina de farmacia de Aragón. Una vez identificado el paciente con su tarjeta sanitaria, el farmacéutico tendrá acceso a las recetas que el paciente puede retirar. Como ventaja adicional, cabe señalar que la utilidad informática permitirá establecer una relación directa entre el médico que emite la receta electrónica y el farmacéutico que dispensa el fármaco, pudiendo éste notificar al facultativo cualquier incidencia en relación con la prescripción o con el cumplimiento del tratamiento, reforzando así la figura del farmacéutico como agente sanitario.

La aplicación de receta electrónica estará incorporada al sistema informático con el que ya trabajan los médicos de Atención Primaria y en el que está registrada la historia clínica de cada paciente. Cuando un médico vaya a hacer una receta a su paciente, el programa le ofrecerá las distintas alternativas terapéuticas disponibles y el facultativo podrá llevar a cabo la selección de la opción que mejor se adapte a las condiciones del paciente, al incorporar también un sistema de alertas con información sobre posibles problemas relacionados con la medicación derivados de interacciones o contraindicaciones. Asimismo el programa facilitará la tarea de los médicos en la selección de los tratamientos con criterios de calidad y eficiencia.

El sistema, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, permitirá la prescripción utilizando el nombre del principio activo lo que contribuirá a minimizar errores en la identificación de medicamentos que se pueden producir al emplear distintas marcas comerciales con nombres similares.

Comentarios