84.000 euros de inversión en el parque cultural de San Juan de la Peña

San Juan de la Peña

La Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón destina en este año 2010 cerca de 400.000 euros a los cinco Parques Culturales que dependen del Departamento de Educación, Cultura y Deporte como son el Parque Cultural del Río Vero, San Juan de la Peña, Albarracín, Río Martín y Maestrazgo. Esta cuantía se divide en dos capítulos. El correspondiente a inversiones cuenta con una partida de 285.750 euros, divididos entre los cinco Parques Culturales.

Dentro de este apartado, el parque de San Juan de la Peña recibirá 84.000 para el diseño, ejecución y montaje museográfico, así como para el equipamiento del Centro de Acogida de Visitantes y Sede del Parque Cultural, en Bailo.

El Parque Cultural Albarracín cuenta con una partida de 60.000 euros para el diseño, ejecución y montaje de una mesa de interpretación para la Tejería de Tormón; para el equipamiento interior y acabado del Cine de Bezas; y para la edición de cartelería relativa a las actuaciones e inversiones en el parque. Por su parte, el parque Cultural del Río Vero recibe 40.000 euros para gastos en equipamientos e infraestructuras. En el caso del Parque Cultural Río Martín, la partida que recibe este año es de 51.750 euros. Y por último, el Parque Cultural Maestrazgo cuenta con una partida en el apartado de inversiones de 50.000 euros.

En lo que se refiere al apartado de gastos de mantenimiento, funcionamiento y gestión normalmente de los centros de interpretación, cuenta para 2010 con una inversión de 102.300 euros.

Aragón, debido a sus características patrimoniales, territoriales y demográficas, generó la figura legal denominada Parque Cultural con la idea de contar con una herramienta eficaz tanto para la conservación, protección y difusión del patrimonio como para el desarrollo sostenible del ámbito rural aragonés.

Un Parque Cultural es un espacio delimitado, con valores culturales y naturales, relacionados en un inventario de recursos, que pretende el desarrollo de su territorio de forma integral e integrada, con órganos de gestión propios, que implican a municipios, asociaciones y Gobierno de Aragón, y con la obligación de desarrollar un plan, conteniendo no solo el diagnóstico del territorio sino todas la actuaciones a realizar en el parque, de forma semejante a los planes de usos y gestión que son habituales en los espacios naturales protegidos.

Comentarios