El estudio de la variante de Albalate paralizado administrativamente

Albalate de Cinca

La Asociación poralbalate, constituida al objeto de rechazar la opción de la variante de Albalate de Cinca, pide a su ayuntamiento que demande formalmente a la Dirección General de Carreteras, que reabra el estudio, paralizado administrativamente, sobre la circunvalación, según denuncia la propia agrupación.

Esta Asociación, en un comunicado, explica cuáles son sus pretensiones con respecto a la variante: exigen que se realice la variante de Albalate de Cinca, no quieren que se lleve a cabo la alternativa 1, solicitando que el trazado que se elija ocasione las menos molestias posibles a los vecinos, y piden al ayuntamiento que solicite a la DGA la reapertura del estudio.

Éste último punto supone volver a comenzar todo el proceso: rehacer el Estudio, nuevo pleno para tratar este asunto, exposición pública, nuevo plazo para presentar alegaciones.

Formalmente, el pleno municipal acordaba en julio solicitar de la Dirección General de Carreteras, del Departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, se proceda a realizar un estudio más exhaustivo de las diferentes alternativas planteadas en el citado Estudio Informativo, o bien se tenga en consideración de alguna otra alternativa que conlleve menos afecciones que las planteadas.

Cabe recordar que el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón redactaba el Estudio Informativo de la carretera A-1234 y A-1239 correspondiente a la variante de Albalate de Cinca. 

La variante de Albalate de Cinca, que contará con un presupuesto cercano a los 3 millones de euros, tendrá una longitud de 3.562 metros, con origen en la carretera A-1.234, al sur de la población, para continuar rodeando el núcleo urbano por su parte oeste, paralela al río Cinca, hasta conectar con la carretera A-1.235. A continuación, bordeará el núcleo urbano por el norte, cruzando la carretera A-1234 de nuevo y terminando al noreste de Albalate de Cinca, junto a la carretera de entrada al municipio A-1.239.

 

La calzada tendrá ocho metros de anchura y presentará dos carriles de tres metros con arcén de un metro a ambos lados. Se dispondrá de sobreancho en las zonas donde es necesario. Las intersecciones se resolverán mediante glorietas que darán acceso a la variante desde las carreteras autonómicas A-1234 al norte de Albalate y la A-1.234 al sur, A1.235 y A-1.239.

 

Por otro lado, la travesía actual de esta localidad tiene una intensidad media diaria de 3.169 vehículos en la A-1234 de Zaidín a Albalate; de 2.729 en la A-1234 de Alcolea a Albalate; de 2.132 en la A-1239 y de 2.182 en la A-1234 entre Albalate y Ripoll, tráficos que discurrirán por la nueva variante una vez ejecutada.

 

La localidad de Albalate de Cinca se encuentra en una zona bien comunicada por carretera; está conectada con la A-1234, que comunica Fraga con Monzón pasando por Albalate de Cinca; con la A-1.239, que comunica Albalate con Binéfar; y la A-1.235, que comunica Alcolea con Albalate.

Comentarios