Preocupante descenso en las ventas de coches en Aragón

concesionario , coches

Las matriculaciones de automóviles en Aragón se situaron en 306 unidades en los quince primeros días de agosto, lo que supone una caída del 57,1% con respecto al mismo periodo de 2009, según datos del Instituto de Estudios de Automoción facilitados a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, que representa a 2.400 concesionarios y 3.000 compraventas. En el conjunto de España, las ventas bajaron un 29,6%, con 20.267 unidades vendidas en esta quincena, lo que pone de manifiesto la preocupante situación del sector en la comunidad autónoma aragonesa.

De este modo, el mercado automovilístico protagoniza la segunda caída consecutiva en lo que va de año debido principalmente a la finalización del Plan 2000E, que ha actuado como dinamizador de la demanda, así como a la subida del IVA que ha supuesto un encarecimiento medio de entre 400 y 500 euros por vehículo desde el pasado mes de julio, se apunta desde la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor.

Por canales, las compras de particulares cerraron la primera quincena de agosto con 236 matriculaciones, lo que supone un descenso del 59,5%. Las ventas de empresas, por su parte, experimentaron una caída del 45,2%, hasta situarse en 69 unidades, mientras que las matriculaciones de las compañías alquiladoras cayeron un 80%, con una única  unidad registrada.

Los vendedores calificaron estas cifras de “alarmantes” ya que constatan la tendencia bajista del mercado y auguran para el otoño una “dura resaca” como resultado del incremento “un tanto artificial” de las ventas en la primera mitad del año gracias al plan de ayudas y al anticipo de las compras por la subida del IVA.

Según el presidente de la patronal, Juan Antonio Sánchez Torres, "el mercado sigue cayendo de forma alarmante, como cabía esperar. La tendencia es ya preocupante, y será a partir de septiembre cuando veamos claras señales de la gravedad de la situación del mercado"

La patronal teme que el fin del plan de ayudas vuelva a sumir al sector de la distribución de automóviles –integrado en un 80% por pequeñas y medianas empresas sin músculo financiero actualmente- en una “situación insostenible”, con una caída de las ventas de 100.000 unidades en el segundo semestre y la pérdida de hasta 10.000 puestos de trabajo en esta segunda mitad de año.

Por comunidades autónomas, prácticamente todas las regiones experimentaron caídas en sus cifras de ventas durante la primera quincena a excepción de Canarias donde las matriculaciones subieron un 13,7% y la Comunidad de Madrid, que aumentó sus matriculaciones en un 3,9%. Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, por su parte, incrementaron sus cifras de ventas en un 2,9% en estos primeros quince días del mes.

En el resto de comunidades autónomas las matriculaciones de coches dieron síntomas de extrema debilidad, destacando la espectacular caída experimentada por Navarra (-63,3%), que fue pionera en su día en la puesta en marcha de un programa autonómico de ayudas y en el despegue de sus ventas. Asimismo, son reseñables las bajadas del mercado en Cantabria (-57,3%); Aragón (-57,1%); Comunidad Valenciana (-50,5%); Castilla y León (-49,2%); Galicia (-45,8%); Asturias (-44,3%); Castilla-La Mancha (-41%); La Rioja (-37,2%); Murcia (-35,6%) y Andalucía (-33%).

Los menores retrocesos en las cifras de matriculaciones pero no por ello menos significativos correspondieron a País Vasco (-14,9%); Baleares (-29,2%); Cataluña (-26,2%) y Extremadura (-32,6%).

Comentarios