UAGA valora positivamente la declaración favorable de impacto ambiental de Yesa

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, estima muy favorablemente la noticia de la publicación en el BOE del informe técnico de impacto ambiental para recrecer el embalse de Yesa a la cota intermedia. De esta forma, UAGA manifiesta que se consigue cortar de raíz las especulaciones y las diferentes interpretaciones que se estaba dando a la cuestión, después de 25 años de amplios consensos sociales mayoritarios y de falta de voluntad política para realizar esta obra.

UAGA ya denunció en su momento que los retrasos que se estaban produciendo con el recrecimiento de Yesa no eran achacables a problemas técnicos ni a la viabilidad de su construcción, sino que se debían a otros motivos, fundamentalmente ideológicos, políticos y de falta de voluntad real del gobierno para llevar la obra adelante.

Según la organización agraria, el recrecimiento de Yesa es y será imprescindible para el abastecimiento de agua al sistema de Bardenas, que desde 1985 está sufriendo problemas de restricciones. También es una obra vital para la ciudad de Zaragoza y su entorno porque sin el recrecimiento de Yesa no podrá tener el abastecimiento necesario de agua potable, y su derecho a beber agua de calidad siempre estará supeditado a todo tipo de dudas sobre las condiciones y el origen del agua que sale por el grifo.

El recrecimiento de Yesa a la cota intermedia es una de las obras acordadas en la mesa de infraestructuras de agua para Aragón, resultado de un acuerdo histórico de más del 90% de la sociedad civil organizada aragonesa, apoyada por UAGA pero también por la inmensa mayoría de los agentes políticos y sociales de la Comunidad que estuvieron a favor de la obra y de sus beneficios para Aragón.

A partir de la publicación en el BOE de la declaración de impacto ambiental favorable, UAGA instará al gobierno de Madrid a la aceleración de las obras, y solicitará una reunión para conocer el calendario de ejecución, la disponibilidad del agua del recrecimiento y su coste para los regantes y demás usuarios, porque según la disponibilidad, la modernización de regadíos podrá relanzarse o paralizarse totalmente.

UAGA estima que, después de 25 años de larga travesía del proyecto de recrecimiento de Yesa, el Gobierno de Aragón debe exigir al Gobierno central la celeridad y el impulso de las obras como prioritarias para la Comunidad Autónoma para evitar volver a los incumplimientos de fechas y calendarios de la ex ministra Narbona y de la ministra Espinosa.

Comentarios