Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón recauda fondos para Pakistán

Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón ha abierto una campaña de recaudación de fondos para ayudar a las personas que se han visto afectadas por las gravísimas inundaciones producidas en Pakistán. Cáritas quiere de esta forma hacer un llamamiento a la solidaridad de la población de la diócesis para ayudar a los más de 14 millones de personas que se han visto afectas por la tragedia climática sucedida en este país.

Cáritas Española ya ha enviado 100.000 € en concepto de ayudas a las víctimas para las graves inundaciones como respuesta a la petición de Cáritas Pakistán y Cáritas Internacional. Su ayuda en este país consiste en la distribución de agua, alimentos, utensilios de cocina y kits de higiene y de salud entre los afectados. En la actualidad, se está terminando de elaborar el Programa de Emergencia que abarcará los planes de respuesta de cuatro miembros de Cáritas operantes en el país. El programa tendrá una duración inicial de tres meses durante los que valorarán las necesidades para la siguiente fase. Se atenderán los sectores de salud, agua y saneamiento, higiene, artículos no alimentarios y material de refugio/ vivienda además de servicios sociales para reducir la vulnerabilidad a los abusos y la explotación.

Todas aquellas personas que quieran colaborar lo pueden hacer en las principales entidades bancarias, en las cuentas que tiene abierta Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón, y realizar su donativo a nombre de “Cáritas con Pakistán”. Los donativos pueden entregarse también en las oficinas de Cáritas o en cualquier Parroquia.

Se trata de una de las más graves inundaciones del país desde 1029. Estas lluvias torrenciales continúan y se esperan más en los próximos días. Cientos de miles de residentes de estas comunidades están sin hogar, a la intemperie y sin los elementos más básicos necesarios para la supervivencia. El portavoz de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha estimado que más de 14 millones de personas se han visto afectadas hasta el momento: más que el tsunami asiático de 2004, el terremoto de Cachemira de 2005 y el terremoto de Haití de 2010 combinados. El número de muertos, afortunadamente, es mucho más bajo pero son ya cerca de 2.000 muertos o desaparecidos.

Comentarios