La SD Huesca con la mirada puesta en la Ponferradina

Se acabaron las pruebas y ya es momento de pensar en el comienzo de la liga el próximo sábado en Ponferrada. El conjunto de Onésimo regresaba a los entrenamientos con el objetivo de preparar el partido en El Toralín donde estarán en juego los primeros puntos de la temporada. Tras una buena preparación, el equipo llega ‘ al cien por cien’ como dijo Onésimo y con capacidad de mejora.

Han sido cinco semanas intensas de preparación que culminarán con el trabajo semanal que servirá para centrarse en este encuentro. Onésimo tiene donde elegir como se ha visto en la pretemporada. Se han ganado todos los partidos y en el último en casa en el Alcoraz se vio a un Huesca que tiene mimbres para competir en una liga que volverá a ser muy dura y donde el comienzo puede ser primordial, si bien la experiencia de estos dos años sirve para entender que hasta el final no se decidirá nada.

El Huesca entrenaba este lunes en el IFPE Montearagón donde el portero Jesús Cabrero señalaba que hay muchas ganas de empezar y sobre todo para él es un partido especial ya que militó en la Ponferradina. Cabrero indicaba que el equipo está preparado y con la esperanza de sacar un buen resultado. Será un año muy interesante para el de Bolea por lo que significa su vuelta al Huesca. Sobre la competencia con Andrés Fernández, Cabrero está a gusto y espera la decisión del técnico en el primer partido de liga.

Los lesionados han vuelto, menos Marcos, aunque se confía que pueda recuperarse durante estos días por lo que Onésimo tendrá que elegir a los once que considere más oportunos para jugar en Ponferrada.

Comentarios