Más de 1.000 personas intervienen en la vendimia

Enate, uva, recolectores, Vendimia 2007

El sector vitivinícola va a vivir un mes muy intenso, merced a las labores de vendimia, iniciadas este lunes en algunas parcelas de cultivo de la Denominación de Origen Somontano. El presidente de su Consejo Regulador, Mariano Beroz, apunta que en torno a un millar de personas interviene en todo lo relacionado con la vendimia.

Es un dato que hace referencia a las más de 34 bodegas que componen la Denominación de Origen Somontano. A éstas hay que sumar todas las bodegas que hay en distintos puntos de la provincia de Huesca: en el río Gállego, en el Cinca, pertenecientes a cooperativas y también de particulares.

El mercado del vino se ha comprimido, por culpa de la crisis económica. Ésta ha provocado una reducción en la demanda (sobre todo en el ámbito de la restauración). El Somontano sigue apostando por producciones contenidas en cantidad, incidiendo en la calidad del vino. Se ofrece un producto de media-alta gama.

La exportación adquiere una especial dimensión, con el fin de abrirse a nuevos mercados y así facilitar la colocación del producto. El sector agroalimentario es uno de los más exportadores en Aragón.

Este lunes algunas bodegas comenzaban a vendimiar las variedades blancas para continuar con mayor intensidad en la primera semana de septiembre. La Denominación de Origen Somontano, que fue creada en el año 1984 y a la que pertenecen treinta y cuatro bodegas e integra a cuarenta y tres municipios, espera una cosecha de "alta calidad".

La vendimia llega con retraso respecto a otros años debido a las bajas temperaturas del verano que han provocado una maduración más lenta lo que favorece la calidad de los vinos. La Denominación espera cosechar diecisiete millones de kilos de uva puesto que son las necesidades que tienen las bodegas para mantener el posicionamiento en el mercado de vinos de media y alta gama.

Comentarios