Gran ambiente en el Mercado medieval de Jaca

El Mercado medieval de Jaca registraba una gran animación en sus dos primeras jornadas. Cientos de personas se acercaban hasta las 120 paradas de artesanos y antiguos oficios, de las tres culturas ( judía, árabe y cristiana ), que se reparten a lo largo del casco antiguo. Los paseos en burro y en camello siguen triunfando, como en ediciones anteriores, entre los más pequeños. Los Titiriteros de Binéfar animan el mercado, con pasacalles por la mañana y por la tarde.

Hasta este jueves el Casco Antiguo de Jaca continúa instalado en el Medievo. Ocas, camellos, burros ó serpientes conviven con artesanos de diferentes gremios y paradas en las que se muestran los oficios antiguos. Tanto niños como mayores siguen con atención las diferentes demostraciones. El horario ordinario del Mercado de Jaca es de 10.30 a 14.30 y de 17.00 a 22.00 horas y se ha dispersado, “buscando la convivencia entre las tres culturas” por las plazas Biscós y Ripa, Marqués de Lacadena y calles adyacentes, calle Echagaray y plazas de la Catedral y San Pedro.

En este amplio recorrido se pueden encontrar paradas de artesanía en cuero, alfarería, orfebrería o cerámica, y relacionados con la gastronomía, como quesos, embutidos, marroquinería o repostería y dulces. También hay una amplia oferta de restauración. Y como de lo que se trata es de recrear el ambiente que se vivía en estos grandes centros comerciales del Camino, se pueden ver demostraciones de antiguos oficios como escribanos, luthiers, maestros vidrieros que muestran el arte de crear todo tipo de figuras y formas soplando el vidrio caliente, alfareros, boteros y moldeadores de cera, además de talleres de trillo, tintes, escultura, seda pintada, escritura carolingia, escriños (capazos) o hilanderas, entre otros muchos, además de una farmacia antigua.

Y para ambientar y extender la música, los bailes, la alegría y el buen humor por todo este gran mercado, Los Titiriteros de Binéfar recorren este entramado de calles y plazas dos veces al día a lo largo de las tres jornadas. Además en el Mercado se puede encontrar otro tipo de animación, como los demandados paseos en camellos o en burro, serpientes encantadas, paseos de ocas, una completa granja de animales y hasta una sorpresiva jaula de la inquisición. Un amplio abanico de visiones para trasladarnos hasta este jueves a la Jaca medieval que encontraban los peregrinos.

Con el Mercado Medieval de las Tres Culturas (cristiana, judía y árabe) se pone punto final al XIX Festival Internacional “Camino de Santiago”, que comenzó el pasado 5 de agosto con el ciclo de Música Antigua.

Comentarios