Lanuza celebra desde este viernes sus fiestas mayores

Con el volteo de campanas y el lanzamiento del cohete anunciador comienzan este viernes, a las ocho de la tarde, las fiestas mayores de Lanuza, que se prolongarán hasta el próximo domingo 29 de agosto. Entre los actos más destacados del programa festivo, se encuentran los espectáculos infantiles, los concursos gastronómicos y, por supuesto, las verbenas nocturnas.

Durante la primera jornada de fiestas, se celebrará, a partir de las nueve de la noche, el concurso de migas. A continuación, se premiarán las mejores creaciones de este plato típicamente pirenaico y se procederá a su degustación en la carpa. Después de reponer fuerzas, nada mejor que disfrutar de la buena música con el grupo Recuerdos, que será el encargado de amenizar la sesión de baile. En el descanso de la verbena, habrá bingo y recena.

En la jornada del sábado 28 de agosto, el bullicio comenzará a las nueve de la mañana con el toque de diana por las calles. De doce del mediodía a dos de la tarde, los niños serán los auténticos protagonistas con el parque infantil. A partir de las tres, empezará a disputarse el tradicional campeonato de guiñote y una hora después, a las cuatro, se llevará a cabo el Juego de la bandera. De cinco a ocho de la tarde, de nuevo, parque infantil para los más pequeños de la localidad y a las seis, presentación de churdas y churdos que, este año, son Elena, de casa Chacán, y Rubén, de casa Portolés. En esta ocasión, Dora y Antonio, de casa El Rey, han sido nombrados churdos mayores. A las seis y media, arrancará la ronda por las calles de la población con el grupo folklórico San Lorenzo de Huesca. El día terminará con la cena que la comisión de fiestas ha organizado en la carpa y que empezará a las diez de la noche, y la sesión de baile con el grupo Brindis. Además, habrá concurso de disfraces y, a partir de las dos de la madrugada, bingo, con importantes premios, y recena.

Las fiestas llegarán a su fin el domingo 29 de agosto con un completo programa de actos. A las ocho de la mañana, esquillada por las calles del pueblo y a la una del mediodía, misa solemne con el grupo folklórico San Lorenzo de Huesca. Al finalizar el acto religioso, se repartirá entre los asistentes torta y vino rancio. Ya por la tarde, a las tres, tendrá lugar la comida en la carpa; a las cinco, espectáculo de animación infantil, y media hora después, se jugará la final del campeonato de guiñote. A las seis de la tarde, sesión de baile con el grupo A.J. de Grañén. En el descanso, se bailará el palotiau de Lanuza y se entregarán los trofeos. Las fiestas concluirán a las diez de la noche con una traca final.

Comentarios