La economía española creció un 0,2% en el segundo trimestre, una décima más que en el arranque del año

La economía española continuó en el segundo trimestre del año el proceso de normalización de la actividad económica tras la fuerte contracción experimentada en los dos años anteriores. Según los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral, que ha publicado el Instituto NacionaI de Estadística (INE), el Producto Interior Bruto creció un 0,2% en el segundo trimestre de 2010, frente al incremento de una décima registrado de enero a marzo, y después de seis trimestres consecutivos con tasas negativas.

En términos interanuales la economía española ha experimentado una contracción del -0,1%, frente al -1,3% registrado en el primer trimestre. Esta evolución del PIB es el resultado de una importante moderación en la contribución negativa de la demanda nacional, que en el segundo trimestre de 2010 pasó de -2,8 a -0,5 puntos porcentuales de PIB, así como de una menor aportación positiva del sector exterior respecto al trimestre anterior, pasando de 1,5 a 0,4 puntos porcentuales de PIB. Aún así, la economía española encadena diez trimestres consecutivos con

aportación positiva del sector exterior, algo que no ocurría desde 1997.

DEMANDA NACIONAL

En un análisis más detallado de la evolución de la demanda nacional, también en términos interanuales, en el segundo trimestre el crecimiento del gasto en consumo final aumentó en 1,8 puntos porcentuales, hasta alcanzar una tasa de crecimiento del 1,5% respecto al mismo trimestre del año anterior. Este aumento es resultado, fundamentalmente, de la evolución del consumo de los hogares, que mejoró sustancialmente su comportamiento en términos interanuales, pasando de una tasa negativa del -0,3% a una positiva del 2,0%.

El consumo de las administraciones públicas contribuye ligeramente a esta mejoría al crecer seis décimas más que en el trimestre anterior, un 0,4%, tasa muy por debajo de las alcanzadas en media entre 1997 y 2008, del 4,7%. El consumo de las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro también contribuye a esta mejora al crecer un 1,3%, desde el 0,9% observado en el trimestre anterior.

Por su parte, la formación bruta de capital fijo experimentó una caída interanual del -7,0%, una mejora importante respecto al -10,5% observado en el trimestre previo. La moderación en la caída de la inversión se explica principalmente por la evolución de los Bienes de Equipo, que pasan de descender un -4,8% en el primer trimestre de 2009 a crecer un 8,7% en el primero de 2010. En cambio, la construcción mantuvo constante su ritmo de deterioro, un -11,4%.

DEMANDA EXTERNA

En cuanto a la demanda externa, los datos publicados confirman la evolución favorable de las exportaciones e importaciones de bienes y servicios que venimos observando en los últimos meses. Las exportaciones aumentaron un 10,5% en tasa interanual, prácticamente dos puntos porcentuales más que en el trimestre anterior. Este comportamiento fue resultado tanto del mayor crecimiento positivo de las exportaciones de bienes como de la vuelta a tasas positivas de las exportaciones de los servicios.

El avance en el caso de las importaciones fue también importante. Crecieron un 8,1%, frente al 2,0% registrado en el trimestre anterior. Esta mejora fue consecuencia del incremento en las tasas de crecimiento de las compras de bienes al exterior, que aumentaron un 9,5%, desde un 3,7% el trimestre anterior, así como de las importaciones de servicios que al igual que en el caso de las exportaciones retomaron tasas positivas.

Como resultado de esta evolución de las exportaciones y de las importaciones, la contribución de la demanda exterior al crecimiento interanual del PIB disminuyó en once décimas respecto al primer trimestre de 2010, hasta situarse en una aportación positiva de 0,4 puntos porcentuales, cifra que, siendo inferior a la de los tres últimos trimestres, es aun muy importante en términos históricos.

SECTORES

Desde la perspectiva de la oferta, por ramas de actividad, la mayoría de las ramas ganaron en dinamismo, abandonando el terreno negativo la industria y los servicios, que pasan a crecer un 2,2% y un 0,4% respectivamente desde el -2,3% y el -0,4% del trimestre anterior. El comportamiento de los servicios se explica principalmente por la evolución de los servicios de mercado, que crecen un 0,3% desde el -0,7% observado el trimestre anterior. Por su parte la energía aceleró ligeramente, una décima, su ritmo de expansión, hasta el 0,2. Finalmente, el valor añadido de la agricultura, ganadería y pesca y el de la construcción aceleraron su descenso, el primero trece décimas hasta el -3,5% y el segundo una, hasta el -6,4%.

El empleo equivalente a tiempo completo moderó significativamente su ritmo de descenso respecto al trimestre anterior, pasando del -3,7% en términos interanuales, al -2,5%. Por ramas productivas, solamente creció el empleo en los servicios de no mercado (1,5%) y la energía (0,3%), si bien la moderación en el deterioro fue general. Por otro lado, el crecimiento de la productividad por trabajador se mantuvo estable respecto a lo observado en el trimestre anterior, un 2,5%.

Por último, el INE público ayer la revisión de la contabilidad nacional de España entre 2006 y 2009, siendo el dato más destacable la revisión del crecimiento anual de 2009 en una décima a la baja, pasando a ser del -3,7%. Esta revisión periódica de la contabilidad nacional es práctica habitual de las oficinas estadísticas tanto en España como en el resto de países de nuestro entorno. Los datos publicados de crecimiento interanual del segundo trimestre de 2010 ya incorporan esta revisión.

Comentarios