La Comarca del Cinca Medio valora positivamente los programas realizados durante el verano

Con el mes de agosto finalizan los distintos programas impulsados por la Comarca del Cinca Medio, promovidos por distintas áreas para dinamizar la época estival. Así, el pasado viernes 20 puso el punto y final al verano de 2010 La Movida, organizado por el Servicio Social de Base, con una fiesta rockera en el parque de La Azucarera de Monzón.

En total, han sido 583 los chavales y chavalas que han participado de las múltiples actividades ofertadas tanto en Monzón, donde han atendido a 301 niños y niñas; como en las localidades del resto de la comarca. Los juegos, talleres y actividades temáticas ocupaban los 44 días de Movida, que divertían a los pequeños a la vez que facilitaban la conciliación laboral y familiar.

Entre las actividades realizadas, destacan “Enróllate con tu entorno”, dedicadas al medio ambiente; juegos tradicionales; una excursión al castillo de Monzón ambientada en la Edad Media; una visita al parque acuático de Monzón; talleres manuales, cuentacuentos, talleres de hip hop y cocina; y las yincanas temáticas como “Alicia en el país de las Maravillas”, la máquina del tiempo, una de piratas y otra india. Los pequeños han estado atendidos por los monitores contratados gracias a las ayudas del Instituto Aragonés de Empleo y del Ayuntamiento de Monzón, así como otras seis personas en prácticas de monitor de tiempo libre y 15 más, menores de entre 14 y 17 años con inquietudes orientadas a la animación sociocultural. Cualquiera puede hacerse una idea de lo que ha sido La Movida de 2010 observando las fotografías de las actividades en internet, en la dirección www.movidacincamedio.spaces.live.com

La Movida se completaba con otros programas impulsados desde el Área comarcal de Educación y Cultura, en colaboración con otras asociaciones. Es el caso de los cursos de ‘Pequeños astrónomos’ y ‘Pequeños arqueólogos’, que llegaba a los niños y niñas mediocinqueños a lo largo de estos meses veraniegos. ‘Pequeños astrónomos’ era la novedad, llevada a cabo por los miembros del Grupo Astronómico de Monzón. Uno de ellos, Abel Laporta, define la experiencia con una sola palabra: “Encantados, tanto nosotros como los chavales”. El mundo de la astronomía llegaba a las localidades de

Binaced, Almunia, Fonz y Alcolea, acogiendo a la población infantil de todos los núcleos de la comarca. Los niños, de entre 8 y 14 años, han asistido durante dos jornadas matinales a charlas sobre astronomía y aprendían en sendos talleres cómo colocar un reloj de sol o cómo lanzar un cohete. Además, el tiempo acompañaba para las observaciones nocturnas, a las que se sumaron los padres y vecinos de los participantes. De media, asistían unos 15 niños y niñas en cada localidad donde tenía lugar el curso: “El segundo día siempre se sumaban uno o dos”, dice Laporta, indicando la excelente acogida que ha tenido el curso y detallando la gran capacidad de los chavales de retener datos, a la vez que han jugado con la astronomía, uno de los objetivos de este curso.

Las localidades mediocinqueñas también eran sede este verano del curso de ‘Pequeños arqueólogos’, que lleva varios años desarrollándose en Monzón con la colaboración del Centro de Estudios (CEHIMO) y, desde el verano pasado, se trasladaban al resto de la comarca. El objetivo, conocer el patrimonio de la comarca e inculcar la importancia de conservarlo. La primera cita se desarrollaba en la capital del Cinca Medio, con la undécima edición del curso de pequeños arqueólogos y la cuarta de los jóvenes. una veintena de chavales realizaron variadas actividades que concluyeron con una excursión a la ciudadela ibérica de Els Vilars, en la localidad leridana de Arbeca. Ahí, con los técnicos comarcales y José Luis Montaner, de CEHIMO, seguían las explicaciones de Mª Dolors Balagué, miembro de la asociación que promociona el yacimiento íbero y que les mostraba las excavaciones en curso y un audiovisual sobre el mismo.

Después, ya con los técnicos comarcales de Patrimonio, Jaime Peralta y Ana Carilla, y de Turismo, Álvaro Palau, al frente, el programa pasaba por las distintas localidades del Cinca Medio. Entre diez y veinte chicos y chicas se han interesado en cada población (Fonz, Almunia, Alcolea, Albalate, Pomar, Estiche y Binaced) por los contenidos sobre la etapa del Paleolítico y las técnicas que usa la arqueología en sus descubrimientos. Lo han hecho a través de talleres, fichas, manualidades y excursiones para conocer la vía romana en Binaced; el yacimiento de la Edad de Bronce de La Codera, en Alcolea de Cinca; el pozo Gil y la ermita de San Salvador de Selgua y el museo arqueológico de Monzón. Al finalizar el curso, todos los chavales recibieron un diploma acreditativo de su participación de manos de diversos consejeros comarcales, como el de Patrimonio, José Ferrer; Servicios Sociales, Laura Mora y Joaquín Arroyo.

El pasado viernes 20 de agosto también se daban por finalizadas las actividades de verano del Servicio Comarcal de Deportes. El tenis, la natación, la recreación acuática y el aquagym han conformado la oferta en las distintas poblaciones del Cinca Medio, llegando tanto a mayores como a pequeños desde mediados de junio y hasta finales de este agosto. Tras las vacaciones, los técnicos se centrarán en la oferta para el curso 2010-2011.

Comentarios