Las ludotecas cierran sus puertas hasta el próximo verano con una fiesta

Las Ludotecas Municipales Cascabillo y Candeleta, situadas en el parque Miguel Servet de Huesca, finalizaban la temporada de verano con su tradicional fiesta de despedida para todos los niños de Huesca.

La fiesta ha tenido lugar este viernes en el espacio que ocupan las casetas de la Ludoteca en el parque Miguel Servet de la localidad oscense. Allí los más pequeños han podido disfrutar de diversas actividades como son cuentacuentos, juegos, maquillaje, talleres, baile y, por supuesto, chocolatada.

Una de las monitoras de la ludoteca, Salas Fau, hace un balance positivo del verano 2010 a pesar de que reconoce que la crisis les ha afectado. Igualmente, afirma que en esta época estival se han apuntado aproximadamente 500 niños todo el verano, sin tener en cuenta los que han asistido días sueltos.

En general las opiniones de padres han sido positivas, ya que creen que esta actividad gusta y divierte muchos a los niños quienes año tras año no faltan a la cita en los distintos parques de la capital oscense. Los niños también se muestran muy contentos con la ludoteca así como con los juegos y actividades que organiza.

Pero a pesar de que en general las opiniones han sido favorables, también ha habido quejas sobre la ludoteca ya que hay personas que afirman que el lugar donde está situada es muy sucio, debido a que el suelo es de tierra, y donde además hace mucho calor a determinadas horas del día.

Tras el cierre de las ludotecas de verano, la Casita de Blancanieves permanecerá abierta hasta el día 5 de septiembre de lunes a viernes con juegos, juguetes, libros y cuentos. El horario será de las 11.30 a las 13.30 horas por la mañana y de 18.00 a 20.30 horas por la tarde. Pero a partir del día 7 de septiembre modificará su horario porque los niños empiezan el colegio y estará abierta desde las 17.00 a las 19.00 horas de la tarde.

Y a partir de octubre, las Ludotecas de invierno Candeleta, que se encuentra en el Centro Cívico “Santiago Escartín Otín”, y Cascabillo, situada en el Centro Cultural Matadero, abrirán sus puertas.

La ludoteca de verano cierra sus puertas pero es sustituida por la de invierno, por lo tanto los niños podrán disfrutar de estas durante todo el año.

Comentarios