La exposición itinerante ”La Bolsa de Bielsa” llega a Sariñena

El Museo La Laguna acogerá, del 3 al 30 de septiembre, la exposición fotográfica La Bolsa de Bielsa, muestra organizada conjuntamente con la Diputación de Huesca. Esta exposición reúne 40 fotografías en blanco y negro, que representan el último de los episodios bélicos entre el ejército nacional y el republicano en el frente de Aragón, simbolizando la tenaz resistencia republicana.

En las primeras semanas de la guerra se empezaron a formar grupos improvisados de combatientes dispersos por el territorio aragonés, posteriormente agrupados en centurias republicanas que se unificaron en brigadas y finalmente formaron la 43 División con 4.500 hombres bajo el mando de Antonio Beltrán “El Esquinazau”. En el periodo de abril a junio de 1938, se desarrollaron los enfrentamientos entre la 43 División republicana y el bando nacional. Los nacionales poco a poco conquistaron posiciones relegando a los republicanos hacía los Pirineos, finalizando con el episodio de la Bolsa y la retirada republicana.

En todas las guerras los civiles sufren, los habitantes del Pirineo no fueron una excepción, y vieron como sus vidas quedaron truncadas por una guerra que muchos ni entendían. En pocos días sus ganados desaparecieron, sus campos quedaron vacíos y debían de abandonar todas sus pertenencias y huir a Francia. Atrás quedaban Gistaín, Plan, San Juan de Plan, Gavín, absolutamente destruidos, pasto de las llamas de unos durante su retirada y de los bombardeos indiscriminados de otros.

El éxodo masivo de población civil, unos 5.000 hacía tierras galas, a través de los pasos fronterizos por las montañas del Pirineo fue un ejemplo de organización y solidaridad del ejército republicano y sobretodo de la población civil. Los habitantes de la zona, convertidos en voluntarios, conocedores del terreno y contando como los medios necesarios fueron las piezas clave para permitir la evacuación.

Los refugiados terminaron en campos de concentración franceses, en la España republicana, en el exilio o los menos incorporándose a la España nacional. Una vez finalizada la guerra les esperaba una dura posguerra, la reconstrucción de sus pueblos y la de sus vidas.

Comentarios