Tras un tenso pleno, Siétamo vuelve a quedarse sin presupuestos

Las tensiones políticas y sociales del municipio de Siétamo volvían a ponerse de manifiesto en el último pleno de la localidad, en el que los votos de la oposición volvían a tirar abajo los presupuestos diseñados por el equipo de gobierno para el presente ejercicio. A la sesión plenaria asistía un técnico de intervención de la Diputación de Huesca, quien daba cuenta de un informe en el que se detallaba la situación económica del consistorio, la cual era tildada por el citado técnico como normal en los últimos cuatro años a los que se refiere el informe.

El Pleno de presupuestos del Ayuntamiento de Siétamo era especialmente concurrido. Alrededor de cuarenta personas asistían a la sesión en la que se volvían a poner de manifiesto las tensas relaciones existentes entre el equipo de gobierno y el grupo municipal, encabezado por el exalcalde, Vicente Benedé, al que se une la concejala del PAR y el del PSOE.

Durante la sesión se oían descalificaciones, insultos, tacos…algo nada habitual en los plenos de otras poblaciones.

Detrás de esta situación encontramos años de de rencillas políticas y enfrentamientos que han terminado desembocando en la negativa de la oposición a aprobar el presupuesto municipal, bloqueando de esta forma la gestión del Ayuntamiento.

El Portavoz del grupo independiente de Siétamo y exalcalde, Vicente Benedé, señalaba que el problema no es el Alcalde, sino quienes lo rodean y le aconsejan.

Algo a lo que José Luis Ferrando respondía defendiendo su gestión y la realizada por sus dos concejales, respladándolos de forma inequívoca.

El propio Ayuntamiento había publicitado la celebración del pleno, porque el equipo de gobierno estaba interesado en que se conociera públicamente un informe que la intervención de la DPH había realizado sobre las cuentas de Siétamo, después de que la oposición hablara de bancarrota municipal.

En ese informe se hace referencia a la normalidad en los últimos cuatro años, encontrando un sólo ejercicio con un déficit de 6.000 euros, y una deuda del 37%, mucho menos del 110% que permite la ley.

Para Vicente Benedé, detrás del último pleno y lo que denominaba parafernalia montada por el equipo de gobierno, está el interés de tapar otras realidades.

Lo cierto es que en la sesión plenaria se ponía de manifiesto la existencia de dos bandos políticos, el equipo del gobierno del PP y el resto de formaciones, una división que también se escenificaba en las intervenciones del numeroso público que abarrotaba el salón de plenos.

Hay quien analiza esta situación como el enfrentamiento de los habitantes nacidos en Siétamo y los llegados más tarde, algo que el Alcalde negaba.

De una manera u otra, los presupuestos eran rechazados por los cuatro votos de la oposición, dos del grupo independiente, uno del PAR y otro del PSOE, quedando los concejales para una nueva reunión en la que poder cerrar un acuerdo que se antoja difícil.

También queda pendiente el esclarecimiento de un posible acto vandálico contra el negocio del Alcalde, cuando alguien intentó quemar la puerta de entrada de su negocio. Vicente Benedé se refería a este suceso y espera, dice, con impaciencia la resolución del mismo, para que se aclaren otras muchas incógnitas.

Comentarios