Aumenta la actividad investigadora del Justicia de Aragón con respecto a 2009

En lo que va de año, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha abierto 85 quejas de oficio, un 30% más que en el mismo periodo del año anterior, lo que refleja el papel activo de la Institución en la supervisión y vigilancia de la actividad de las Administraciones Públicas. Las actuaciones emprendidas a iniciativa propia del Justicia son de temas diversos como Asistencia Social, Sanidad, Educación, Medio Ambiente y Urbanismo.

El recorte presupuestario del Estado en infraestructuras preocupa al Justicia de Aragón, en especial, cuando la paralización de inversiones está relacionada con la seguridad de las personas, como es el caso del aplazamiento del desdoblamiento de la N-II, en el tramo Alfajarín-Fraga y de la N-232, donde en los últimos tres años se han producido más de 200 accidentes, el último grave el pasado 14 de julio en el que fallecieron dos personas. La falta de competencia directa del Justicia en este asunto de ámbito estatal ha llevado a la Institución a poner el caso en conocimiento del Defensor del Pueblo.

Otros asuntos que han llamado la atención del Justicia de Aragón, son el funcionamiento del servicio de postadopción de la DGA, la supresión durante el verano del servicio de oncología del Hospital de Calatayud, la posibilidad de que los viajeros de los trenes de cercanías se beneficien del transbordo gratuito en los autobuses urbanos de Zaragoza, y la ausencia de regulación de las zonas de baños de pantanos y ríos.

El último expediente de oficio que ha abierto el Justicia de Aragón está motivado por la inexistencia de programas educativos para la enseñanza de idiomas en la radio televisión aragonesa. En opinión de Fernando García Vicente, los medios audiovisuales autonómicos prestan un servicio a la sociedad y en este marco debería incluirse la enseñanza de idiomas, por lo que ha considerado oportuno dirigirse a la corporación para recabar información al respecto.

Como ejemplos del área de Asistencia Social, destacan los expedientes de oficio abiertos a propósito de las dificultades económicas que atraviesan algunas entidades sociales, como Cáritas Zaragoza o El Refugio por los retrasos en las ayudas económicos comprometidas por las Instituciones, lo que dificulta y, en algunos casos impide, la prestación de la asistencia que tienen encomendada.

En estos casos, el Fernando García Vicente se ha dirigido a las Administraciones competentes sin que hasta el momento haya recibido respuesta. En el caso del Refugio y Cáritas, han pasado ya 4 meses desde que la Institución preguntó al Ayuntamiento de Zaragoza y al Departamento de Servicios Sociales, y más de un mes desde que trasladó al Departamento de Sanidad de la DGA su preocupación ante el posible cierre de la Azajer por falta de ayudas previsto para el próximo 31 de diciembre.

En opinión de Fernando García Vicente, “en época de crisis las Administraciones Públicas deben establecer prioridades en su política de gasto sin que ello afecte a los sistemas de protección social, de ahí que se deba garantizar la financiación de las entidades sociales privadas de carácter asistencial sin reducción de las cuantías ni retrasos en los pagos”.

Las negativas consecuencias que las obras del tranvía de Zaragoza están teniendo en la conservación y el mantenimiento de los árboles de las zonas de Isabel y Fernando el Católico también han motivado la apertura de varias quejas de oficio, que se encuentran a la esperan de recibir la respuesta del Ayuntamiento de Zaragoza.

En la misma situación está la queja de oficio abierta por la posible falta de suelo para la apertura de una guardería pública en el barrio zaragozano de los Rosales del Canal, una zona de expansión a la que se han trasladado muchas parejas jóvenes y con hijos menores de 3 años.

Comentarios