El Obispado de Lérida advierte a Aragón que no hay Concordato al que someter el arte sacro

Así lo ha destacado el obispado ilerdense que ha afirmado que no hay Concordato al que someter el arte sacro que le reclama el Obispado de Barbastro-Monzón. De esta manera el vicario judicial, Antoni Agelet, ha contestado al presidente aragonés, Marcelino Iglesias, que ha acusado al Obispo de Lérida, Joan Piris, de cuestionar el Concordato por no entregar los bienes de arte de las parroquias de la parte oriental de Aragón que reclama el Obispado de Barbastro Monzón al leridano. En este conflicto las resoluciones eclesiásticas siempre han sido favorables a Aragón.

Agelet ha señalado que "desde el Obispado de Barbastro-Monzón y el Gobierno aragonés se solicitó en Barbastro la ejecución de las resoluciones del Vaticano y el juez ya ha resuelto negativamente porque este asunto no encaja en los acuerdos jurídicos entre el Vaticano y España". El vicario judicial ha aclarado que el concordato de 1953 ya no está vigente y ha argumentado que las relaciones entre los dos estados se regulan en los acuerdos jurídicos de 1979 en los que se derogan artículos del concordato.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha acusado al obispo de la diócesis de Lérida, Joan Piris, de poner en cuestión la vigencia del Concordato, que regula las relaciones entre España y el Vaticano desde 1979, por no devolver los denominados bienes de la Franja.

Iglesias ha manifestado que cuando un obispo no cumple los Decretos pone en situación de precariedad al propio Concordato y ha afirmado que el obispo de Lérida tendrá que hacer una gran reflexión.

Ante la visita a Barcelona del Papa, el próximo 7 de noviembre, Iglesias ha insistido en manifestar la "gran preocupación porque no se cumplan los Decretos de la Signatura Apostólica", en alusión a la resolución del máximo órgano judicial del Vaticano que, hace años, ordenó a Lérida devolver los bienes.

La sentencia del juicio civil por la propiedad de 88 de las 112 piezas de arte se conocerá en las próximas semanas. La normativa establece que desde el momento que el proceso queda visto para sentencia, el juez dispone de veinte días hábiles para emitir el fallo.

El litigio del arte sacro llegaba a un juzgado civil puesto que la Asociación "Amigos del Museo" de Lérida presentaba una demanda en el juzgado número 4 de Lérida para determinar la propiedad de 88 de las 112 piezas de arte que reclama la diócesis de Barbastro-Monzón. La juez dictaminará sobre la propiedad de los bienes pero no el lugar donde tienen que estar depositados.

Las instituciones eclesiásticas, después de exhaustivos estudios de la documentación aportada por ambas diócesis mediante el decreto de 28 de abril de 2007 del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, decretaron que los bienes están en Lérida en depósito y que son propiedad de Barbastro-Monzón, al mismo tiempo que ordenaron su devolución pero el Obispo de Lérida no ha entregado las 112 obras de arte.

El litigio se inició en 1995 con la segregación de 111 parroquias de la diócesis de Lérida que se añadieron a la diócesis de Barbastro que pasó a denominarse Barbastro-Monzón y comenzó a reclamar las obras de arte al obispado de Lérida. Los reiterados decretos de la Santa Sede manifiestan que los bienes se encuentran en depósito en la diócesis de Lérida y que son propiedad de Barbastro-Monzón.

Comentarios