Abierta al tráfico la carretera A-137, una vez superada Salvatierra de Escá, en dirección al Roncal

La Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón abrió al tráfico a las 9 de la noche de este miércoles, día 1, la carretera que da acceso al valle del Roncal una vez superada la localidad de Salvatierra de Escá, tras el desprendimiento sufrido a finales del pasado mes de julio. Los trabajos, que se han ejecutado en el plazo previsto de seis semanas, han supuesto una inversión de 325.000 euros en un punto crucial para acceder al valle del Roncal ya que el incidente se produjo en un tramo de la A-137 y la N-240.

Una vez abierta la carretera se informó de ellos a los alcaldes de las poblaciones más cercanas, así como a la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Navarra.

El volumen desplazado a causa del desprendimiento así como la altura de caída fue muy importante y provocó la rotura de parte de la calzada así como de los muros de sostenimiento que le servían de soporte en una longitud aproximada de 50 metros.

Las obras de restitución han consistido en los siguientes trabajos: Limpieza de posibles materiales sueltos o desprendidos para asegurar la integridad de los trabajadores. Ejecución de una pista de acceso sobre terreno firme y con el ancho suficiente para poder realizar los trabajos de restauración. Retirada del material depositado tanto en el talud como en el cauce del río Escá. Ejecución de cimentaciones de muros de fábrica y alzados a fin de restaurar los que han sido rotos. Relleno del trasdós de los muros. Ejecución de las diferentes capas de firme: zahorra artificial y mezcla bituminosa en caliente. Pintado de las marcas viales. Y colocación de los sistemas de protección y balizamiento.

Mientras se llevaron a cabo los trabajos, se habilitaron hasta tres trazados alternativos para acceder al valle del Roncal.

Comentarios